283. Conquistas laborales no escrituradas. Obligación patronal de respetarles. Regla de la conducta. Locomoción de y hacia lug

Muy buenos días, tengo una consulta sobre modificación de derechos adquiridos.
Trabajo desde el año 2000 en una empresa vitivinícola. Desde ese año que hay un transporte proporcionado por la empresa que me recoge por las mañanas en mi casa y por las tardes me va a dejar, hace una semana que me informaron que eliminarán este beneficio, quisiera saber si tengo derecho a realizar algún reclamo.
Por favor necesito una respuesta lo más pronto posible, no sé que hacer, me perjudica muchísimo ésta medida.
Muchas gracias
Andrea.


MATERIA:
CONQUISTAS LABORALES NO ESCRITURADAS. OBLIGACIÓN PATRONAL DE RESPETARLES.
REGLA DE LA CONDUCTA.
LOCOMOCIÓN DE Y HACIA LUGAR DE TRABAJO.


Estimada amiga.
Tal como usted lo divisa, en el área del Derecho del trabajo, y de la legalidad laboral chilena, tiene valor y consecuencias obligatorias la costumbre o práctica reiterada de conductas vinculada al contrato de trabajo, el cómo, el de qué manera o modo, ha sido interpretado y ejecutado, tanto por parte de la patronal como, ojo, también por parte de los trabajadores.
En las relaciones y en la lucha laboral, muchos avances y beneficios han sido ganados por la parte trabajadora, pero no quedan escritos o consignados en el papel.
Acá, importa, y posee efectos obligatorios, el modo o práctica en que la contraparte patronal ha interpretado y ejecutado el contrato; por ejemplo, las contraprestaciones y beneficios concretos que, aunque no estén escritas en un papel, en los hechos, en la realidad, se han pagado o suministrado durante un período considerable.
En vuestro caso, si durante 12 años la patronal ha suministrado locomoción especial, entendemos que tal beneficio, ganado ya por las trabajadoras y trabajadores, ha pasado a ser parte integrante del contrato de trabajo (aunque no esté escrito), y la empresa debe continuar proporcionándola.
Recordemos que, como consecuencia de que el contrato individual de trabajo tiene carácter "consensual", deben entenderse incorporadas a él no sólo las estipulaciones que se hayan consignado por escrito, sino que, además, aquellas no escritas en el documento respectivo, pero que emanan del comportamiento efectivo de las partes contratantes, comportamiento que, para la doctrina vigente de la Dirección del Trabajo, evidencia o aparenta un consentimiento o acuerdo (ojo, consentimiento o acuerdo que puede no ser real), de la esencia del contrato y, por ende, requisito de existencia y validez del mismo.
Por ello, una relación laboral expresada a través de un contrato de trabajo escriturado, no sólo queda enmarcada dentro de sus estipulaciones, sino que deben también entenderse como cláusulas incorporadas al mismo contrato las que derivan de la reiteración de pago, u omisión de determinados beneficios, o de prácticas relativas a funciones, jornada, u otras que, aunque no hayan sido contempladas en las estipulaciones escritas, han sido constantemente aplicadas por las partes durante un lapso prolongado, con anuencia diaria o periódica de las mismas, configurando entre ellas un consentimiento tácito (se le presume), el cual, a su vez, determina la existencia de una cláusula tácita, la que debe entenderse como parte integrante del contrato respectivo, es decir, es obligatoria (lo plantean, entre numerosos dictámenes, el 764/31, de 1996).
La doctrina de la cláusula tácita significa, esencialmente, que forman parte integrante del contrato todos los derechos y obligaciones a que las partes se han obligado mutuamente, en los hechos y en forma estable en el tiempo, aunque no estén expresamente contemplados ni escriturados en la materialidad del contrato individual o de un instrumento colectivo.
Por esta vía, se amplía o extiende el compromiso ya asumido por escrito, de trabajadores y patrones, toda vez que el contrato de trabajo, de acuerdo al inciso 1º del artículo 9 del Código laboral, tiene la naturaleza consensual y obliga más allá del mero tenor del texto firmado por las partes. Esta es la interpretación oficial, según dictámenes tales como el 1784/96, de 1997 y 98/09, de 1999, ambos de la Dirección del Trabajo.
En vuestro caso concreto, le favorece o beneficia la práctica o costumbre allí ejecutada, que envuelve locomoción suministrada por la contraparte patronal, de y hacia el lugar de trabajo.
Usted debe requerir la acción sindical, y que sus dirigentes expongan tales razonamientos ante la empresa y/o recurrir a la Inspección del Trabajo.
Invoque o cite los dictámenes que le señalamos, con número y año.
Como ya dijimos, procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
6 de julio de 2012.
************************
Estimada Amiga: Le invitamos a visitar la Sección Trabajadores Informados donde encontrará interesante información click aquí.

Comparte este artículo: | Más