264. Derechos laborales. Educación popular y método Paulo FREIRE. Consideración de circunstancia concreta.

Amigas Y Amigos:
Los derechos laborales requieren comunicación, considerando la específica circunstancia y alentando, particularmente, la autoestima.


Derechos laborales. Educación popular y método Paulo FREIRE. Consideración de circunstancia concreta.


OBSERVAR Y ENTENDER LA PROPIA REALIDAD.
Veamos algunos elementos de educación popular, impulsada especialmente por el brasileño Paulo FREIRE. Radica en un proceso educativo basado en el entorno o circunstancia del estudiante, en asumir que los enseñantes, como parte de su actividad de aprendizaje, deben entender la propia realidad en la que viven.
El ejemplo que él mismo propone es la frase “Eva vio una uva”, que cualquier estudiante puede leer. Según FREIRE, el estudiante necesita, para conocer el sentido real de lo que lee, situar a Eva en su contexto social, descubrir quién produjo la uva y quién pudo beneficiarse de este trabajo. Esta teoría educativa se asienta en la necesidad de no disociar el aprendizaje del propio entorno del estudiante. Observar las contradicciones sociales como parte fundamental del proceso didáctico le ocasionó censura y persecución, patronal y oficial.
Frei Betto lo reseña:
“Conocí el método Paulo FREIRE en 1963. Yo vivía en Río de Janeiro, integraba la dirección nacional de Acción Católica. Al surgir los primeros grupos de trabajo del método, me incorporé a un equipo que, los sábados, subía a Petrópolis, para alfabetizar obreros de la Fábrica Nacional de Motores. Allí descubrí que nadie enseña nada a nadie, la gente ayuda a las personas a aprender.
¿Qué hacíamos en aquella fábrica? Fotografiamos las instalaciones, reunimos a los obreros en el salón de una iglesia, proyectamos diapositivas e hicimos preguntas absolutamente simples: ‘En esta foto, que es lo que ustedes no hicieron?’ ‘Bien, no hicimos el árbol, las plantas, la calle, el agua’. ‘Eso que ustedes no hicieron es naturaleza’, dijimos. ‘¿Y qué hizo el trabajo humano?’, preguntamos. ‘El trabajo humano hizo el ladrillo, la fábrica, el puente, la cerca’.
‘Eso es cultura’, dijimos. ‘¿Y cómo es que esas cosas fueron hechas?’ Ellos debatían y respondían: ‘Fueron hechas en la medida que los seres humanos transforman la naturaleza en cultura’.
De repente, aparecía una foto con el patio de la Fábrica Nacional de Motores, con muchos camiones y bicicletas de los trabajadores. Preguntábamos:
‘En esta foto, ¿qué es lo que ustedes hicieron?’ ‘Los camiones’. ‘¿Y qué es lo que poseen?’ ‘Las bicicletas’. ‘¿Cómo, ustedes no estarán equivocados?’ ‘No, nosotros fabricamos los camiones...’ ‘¿Y por qué no van a la casa en camión? ¿Por qué van en bicicletas?’ ‘Porque el camión cuesta caro, y no nos pertenece’. ‘¿Cuánto cuesta un camión?’ ‘Cerca de 40 mil dólares’. ‘¿Cuánto gana usted por mes?’ ‘Bien, yo gano 60 dólares’. ‘¿Cuánto tiempo necesita trabajar, sin comer ni beber, economizando todo el salario, para un día ser dueño de un camión que usted hace?’
Y ahí ellos comenzaron a calcular.
Las nociones más elementales del marxismo se conseguían por el método Paulo FREIRE. Con la diferencia de que no estábamos dando clase, no hacíamos lo que FREIRE llama "Educación bancaria", que apunta a poner nociones de política en la cabeza del trabajador. El método era inductivo.
Más tarde, vi por ahí muchas personas escolarizadas, como yo, dando leccioncitas a obreros, encontrando que hacían la cabeza de la masa”.

LENGUAJE POPULAR Y AUTOESTIMA.
Frei Betto anota que cuando llegó a São Bernardo do Campo, en 1980, había unos grupitos que distribuían un periódico a las familias de los trabajadores; con la mejor intención, olvidaban que el lenguaje importa.
Relata: “Doña Marta llegaba donde mi y preguntaba: ¿Qué es 'contradicción de la clase'? ‘No soy de mucha lectura -se justificaba ella- porque mi vista es mala y la letra pequeña”.
Betto le respondió: “Lo escriben para leer ellos mismos y quedarse contentos, pensando que están haciendo cambios’.
Paulo FREIRE enseñó, no sólo a hablar en un lenguaje popular, sino también a aprender como el pueblo. Enseñó al pueblo a rescatar su autoestima”.

CULTURAS DISTINTAS Y COMPLEMENTARIAS.
Después de ser encarcelado por actividades sindicales, Betto fue a vivir cinco años en un barrio pobre (favela) de la localidad de Espíritu Santo. “Ahí trabajé con educación popular en el método Paulo FREIRE. Al regresar a Sao Paulo, a fines de los años 70, Paulo FREIRE propuso que hagamos un balance de nuestra experiencia en educación y gracias a la mediación del periodista Ricardo Kotscho, produjimos un libro titulado ‘Esa escuela llamada vida’ (Ática). Es su relato como creador del método y educador, y de mi experiencia como educador de base.
En este libro cuento que, en el barrio pobre en el que yo vivía, había un grupo de mujeres embarazadas primerizas, asistidas por médicos del Ministerio de Salud. Pregunté a los médicos por qué a embarazadas primerizas.
‘No queremos mujeres que ya tengan vicios maternales -dijeron-, queremos enseñar todo’.
Pues bien, pasado unos meses, golpearon en la puerta de mi barraca. ’Mira, Betto, queremos su ayuda’. ‘Hay un corto circuito entre nosotros y las mujeres. Ellas no entienden lo que hablamos. Usted que tiene experiencia con este pueblo, podría darnos una ayuda’.
Asistí al trabajo de ellos. Al entrar al Centro de Salud del cerro, quedé asustado, porque eran mujeres muy pobres y el Centro estaba todo adornado con carteles de bebés Johnson, bermejos, de ojos azules, propaganda de Nestlé y otras cosas. Ante lo visual del Centro, hablé: ‘Todo está equivocado. Cuando las mujeres entran aquí y miran eso bebés, perciben que eso es otro mundo, no tiene nada que ver con los bebés del cerro’.
Asistí al trabajo y percibí que ellos hablaban en FM y las mujeres estaban sintonizadas en AM. La comunicación realmente no funcionaba. En una sesión el doctor Raúl explicó la importancia de la lactancia materna para la formación del cerebro, porque el ser humano es uno de los raros animales, tal vez el único, cuyo cerebro nace incompleto. Él solo se completa tres meses después del nacimiento, gracias a las proteínas de la lactancia materna.
El Doctor Raúl explicó todo eso científicamente. Las mujeres lo miraban fijamente como yo miro cuando abro un libro en chino o árabe: no entiendo nada.
‘Doña María, ¿entendió lo que el doctor Raúl habló?’, pregunté. ‘No, yo no entendí, solo entendí que él habló que la leche de la gente es buena para la cabeza de los niños’. ‘¿Y por qué la señora no entendió?’ ‘Porque no tengo educación. Fui muy poco a la escuela, nací pobre en el campo. Entonces yo tenía que trabajar y ayudar al sustento de la familia’. ‘Doña María, ¿por qué el doctor Raúl supo explicar todo eso?’ ‘Porque él es doctor, es estudiado. El sabe y yo no sé’. ‘Doctor Raúl, ¿sabe cocinar?’, pregunté. ‘No, ni siquiera café sé hacer’. ‘Doña María, ¿sabe cocinar?’ ‘Si’. ‘Sabe hacer pollo en salsa parda’ (que en Espíritu Santo, y en algunas áreas del Nordeste brasileño es llamada guisado de gallina)? ‘Si’. ‘Levántese’ -le pedí- ‘y cuenta a los demás como se hace un pollo en salsa parda’. Doña María dio una clase de culinaria: como se mata el pollo, de que lado se quita las plumas, como preparar la carne y hacer la salsa, etc.
Ella se sentó y yo hablé: ‘Doctor Raúl, ¿sabe hacer un plato de estos?’ ‘De ninguna manera, incluso me gusta, pero no sé’. ‘Doña María -concluí- la señora y el doctor Raúl perdidos en un bosque, y un pollo, él, con toda su cultura, moriría de hambre y la señora no’.
La mujer sonrió de oreja a oreja, porque descubrió, en aquel momento, un principio fundamental de Paulo FREIRE: no existe nadie más culto que otro, existen culturas distintas socialmente complementarias. Si pusiéramos en la balanza toda mi filosofía y teología, y la culinaria de la cocinera del convento en el que vivo, ella puede vivir sin mi filosofía y teología, pero yo no puedo pasar sin la cultura de ella. Esa es la diferencia”.
Extraído de ”IDEAS PARA EL TRABAJO JURÍDICOSOCIAL DEMOCRÁTICO”, de Alfonso Hernández Molina, Valparaíso, 2008.
Saludos cordiales.
11 de mayo de 2012.
************
Estimados: Le invitamos a visitar la Sección Trabajadores Informados donde encontrará interesante información click aquí.

Comparte este artículo: | Más