España: ¿Donde están los pastores?

obispos.jpg

¿DONDE ESTAN LOS PASTORES?

¿Dónde están los pastores (Obispos), que hace poco tiempo se estaban manifestando por las calles de Madrid contra el aborto y a favor de la familia, etc? Vale, estamos totalmente en contra del aborto y totalmente a favor de la familia, pero ¿Dónde están ahora? ¿Qué hacen que no abren la boca? ¿Por qué están tan callados ante tanto estrago que está haciendo el lobo feroz de la crisis?

Ante el sufrimiento tan grande de cientos de miles de personas, ante los desahuciados, (cinco cada día solo en Asturias: ¡QUÉ TRAGEDIA PARA CADA FAMILIA!), ante tantos recortes que están cayendo sobre los más débiles, como los sanitarios a los inmigrantes, ante la reducción a la cooperación internacional para los más pobres de los empobrecidos del Tercer Mundo, ¿por qué no dicen nada ni salen a manifestarse? ¿Por qué no salen ahora a las calles a defender la enseñanza pública que solo va a quedar devaluada para los pobres, y la Universidad, a la que solo van a poder acceder las élites?

¿Por qué no protestan ante la amnistía a las grandes fortunas? ¿Por qué no denuncian los paraísos fiscales? Por qué no denuncian a los grandes empresarios y multinacionales que se hicieron ricos con el sudor de los trabajadores de este país y se llevaron el dinero a los paraísos fiscales o deslocalizaron la empresa llevándola a otro sitio más pobre para ganar más y dejaron a los obreros de aquí en el paro?

Señores Obispos, ¿por qué no denuncian las cuantiosas jubilaciones, pensiones o indemnizaciones de los grandes directivos de cajas de ahorros, que ahora tienen que ser rescatadas con el dinero de todos, y por el contrario penalizan a jubilados y enfermos? ¿Por qué no denuncian a los cargos políticos corruptos que se llevaron el dinero del pueblo a sus cuentas privadas? ¿Qué son y dónde están los pastores obispos que tienen así abandonado y desatendido a su redil? ¿Por qué no convocan ahora una gran manifestaciones contra todo esto?

Está muy bien atender a la gente con Caritas, pero Jesús dirigió la parábola del buen pastor a los los dirigentes religiosos de la época porque tenían al redil abandonado y vivían de oprimir a la gente, y por eso les llama asalariados. No basta con dar limosnas, que resuelven algo momentáneamente, pero no erradican las causas del mal y deterioran la dignidad de las personas.

Señores Obispos, hay que denunciar y salir a la calle a manifetarse publicamente contra un sistema generador de pobres. ¿Qué hacen que no desenmascaran el lenguaje del gobierno que llama reformas a lo que son recortes puros y duros, y de tanto repetirlo nos quieren hacer creer que no hay otra alternativa, cuando grandes economistas de nuestras universidades dicen que sí las hay? Y manifestarse también contra la sarta dementiras del gobierno, sea el que sea, que en este caso prometió no subir el IVA y lo va a subir, no tocar los servicios sociales y ya los tocó, no tocar la sanidad y la enseñanza y ya están las dos tocadas, no tocar las pensiones y ya están tocadas, etc. Las mentiras de los políticos al pueblo no se pueden consentir. ¿Acaso, señores Obispos, los privilegios del 0,7 (aquí Rajoy no recorta nada) o la exención del IBI a los bienes de la iglesia los tiene mudos?

A los de abajo no nos queda otra alternativa que defendernos por nosotros mismos, porque los de arriba, ni los políticos ni los religiosos jerárquicos, nos defienden, sino que como decía Jesús "ponen grandes cargas sobre nosotros pero ni un dedo arriman para empujar".

Hermanos Obispos, no huyan ante el gran lobo de esta crisis que está haciendo tanto estrago, tomen conciencia de su responsabilidad, y asuman el compromiso que les corresponde en esta hora difícil para cientos de miles de personas, y pónganse al lado de un pueblo que tan mal lo está pasando y aún va a ser peor.
Colaboración de Don Enrique Orellana
opcion_porlospobres_chile@yahoo.com

Comparte este artículo: | Más