Contratación de plazo breve, extendida en los hechos. Renovación tácita. Finiquito

Luego de consultar el estatuto docente y páginas web de la inspección del trabajo sigo teniendo la siguiente duda:
Realicé un reemplazo en un establecimiento educacional Part. subv. durante los meses de noviembre y diciembre del 2011. Inicialmente era por 12 días, pero seguí trabajando porque la licencia de la profesora se extendió y comenzó su pre-natal. (nunca se anexó una extensión en la fecha de dicho contrato) Frente a la indiferencia del director al momento de preguntarle si seguiría reemplazando ya en la última semana de diciembre me comunicó verbalmente que no necesitaba más de mis servicios... Desde ese día (la última semana de diciembre del 2011) que estoy llamando al colegio para firmar mi finiquito (ya que encontré trabajo y me lo solicitan para firmar el contrato) no obstante dicen que aún no lo tienen, que no ha vuelto la contadora.
Luego de colocar un reclamo en la inspección del trabajo, quisiera saber es obligación del empleador notificar por escrito el término del contrato. Y si es legal terminar dicho contrato aún cuando la profesora sigue con licencia.
No me han notificado con ninguna carta, ¿debo entender que sigo vinculada laboralmente con el empleador?
¿si es así qué sucede con los meses de enero y febrero?
Ni siquiera en la inspección del trabajo han podido responderme con claridad. y no quiero llegar al ocho de marzo, (día en que nos citaron con el sostenedor) Sin tener la situación clara para poder reclamar lo que sea justo.
De antemano muy agradecida y confiada en que esta realidad de menoscabo hacia los docentes y trabajadores chilenos debe terminar...
Se despide cordialmente,
María Eugenia
Profesora de Historia, Geo y Cs Sociales.


MATERIA:
CONTRATACIÓN DE PLAZO BREVE, EXTENDIDA EN LOS HECHOS. RENOVACIÓN TÁCITA. FINIQUITO.


Estimada amiga.
Aunque su contrato -según nos señala-, es de plazo fijo, revise atentamente sus cláusulas.
En lo que atañe a las renovaciones automáticas del mismo, el Estatuto docente se remite a la ley laboral común, es decir, al Código del trabajo. Ya en otras ocasiones hemos expresado tal reglamentación, de aplicación supletoria. Así, el trabajador que hubiere prestado servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo, durante doce meses o más en un período de quince meses, contados desde la primera contratación, se presumirá legalmente que ha sido contratado por una duración indefinida. Tratándose de gerentes o personas que tengan un título profesional o técnico otorgado por una institución de educación superior del Estado o reconocida por éste, la duración del contrato no podrá exceder de dos años. El hecho de continuar el trabajador prestando servicios con conocimiento del empleador después de expirado el plazo, lo transforma en contrato de duración indefinida. Igual efecto producirá la segunda renovación de un contrato de plazo fijo (artículo 159, número 4, en lo pertinente, del Código laboral).
En lo referido al finiquito, el retraso en expedirlo o la falta de escrituración no impide terminar una relación laboral, pero si justifica que la Inspección del Trabajo sancione a la patronal.
Recordemos que, oficialmente, la finalidad del finiquito es dar fe tanto del término de una relación laboral como de la extinción de las distintas acciones y derechos que del contrato de trabajo derivan, dotando a las partes de un medio de prueba oponible entre ellos y respecto de terceros, como es el caso de los fiscalizadores de la Dirección del Trabajo. Es un documento esencial para facilitar el debido cumplimiento de las normas laborales y previsionales, al grado que es obligación del empleador el contar con tal escrito en todo caso, debiendo constar, en el mismo, el térmi¬no de la relación laboral.
La obligación de otorgar finiquito que pesa sobre todo empleador, si bien no tiene un plazo para su cumplimiento, debe ser cumplida otorgando el referido documento en forma inmediata al cese de la prestación de los servicios con las correspondientes formalidades legales y, sólo si las partes lo acordaren, un plazo para el pago (dictamen 3251/191, de 1993, de la Dirección del Trabajo, vigente hoy).
Tenga presente que, según la normativa interna de la propia Dirección del Trabajo (“Tipificador de Infracciones”, año 2011, código interno 1007-b), es falta grave el que la patronal no mantenga en el lugar de trabajo copia del contrato de trabajo y finiquito (artículo 9, inciso 5º, y 506, del Código del trabajo).
Si para la contraparte patronal, la relación contractual ya terminó pero aún no extiende finiquito, ella está configurando su propia infracción.
En lo que atañe a la realidad de menoscabo hacia los docentes y trabajadores chilenos, esta radica en la legislación y la conducta funcionaria, montada gracias al acuerdo de los bloques partidarios durante más de 20 años.
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
6 de marzo de 2012.

Comparte este artículo: | Más