Labores exceptuadas de descanso dominical (artículo 38 del Código del trabajo). Domingos de descanso obligatorio. Labores excep

Hola: trabajo en un call center de monitoreo de alarmas, de lunes a domingo 36 hrs. distribuidas en 6 horas diarias. Llevo tres domingos seguidos trabajando y me dan los Sábados libres .Cuando les hice saber mi molestia obtuve como respuesta que me podían dar solo un domingo libre , yo he trabajado en otros call center en la misma jornada y no era así ,por favor orientenme
.Agradecida de antemano
Soledad


MATERIA:
LABORES EXCEPTUADAS DE DESCANSO DOMINICAL (ARTÍCULO 38 DEL CÓDIGO DEL TRABAJO). DOMINGOS DE DESCANSO OBLIGATORIO.


Estimada amiga.
Sus labores encuadran en lo previsto por el número 2 del artículo 38 del Código laboral, esto es, “explotaciones, labores o servicios que exijan continuidad por la naturaleza de sus procesos, por razones de carácter técnico, por las necesidades que satisfacen o para evitar notables perjuicios al interés público o de la industria”.
En tal caso, puede laborar en día domingo festivo. Sin embargo, al menos dos de los días de descanso en el respectivo mes calendario deberán necesariamente otorgarse por la contraparte patronal en día domingo, norma no aplicable respecto de los trabajadores que se contraten por un plazo de treinta días o menos, y de aquellos cuya jornada ordinaria no sea superior a veinte horas semanales o se contraten exclusivamente para trabajar los días sábado, domingo o festivos.
Y usted no está en tales excepciones.

REVISEMOS LA REGULACIÓN PARA AQUELLAS LABORES EXCEPTUADAS DEL DESCANSO DOMINICAL.
En determinados casos (que hoy, desgraciadamente, no son pocos), las empresas pueden distribuir la jornada ordinaria de trabajo en forma que incluya el día domingo o festivo.
Según el artículo 38 del Código del trabajo, quedan ligados por tales excepción los trabajadores que se desempeñen:
1. En las faenas destinadas a reparar deterioros causados por fuerza mayor o caso fortuito, siempre que la reparación sea impostergable.
2. En las explotaciones, labores o servicios que exijan continuidad por la naturaleza de sus procesos, por razones de carácter técnico, por las necesidades que satisfacen o para evitar notables perjuicios al interés público o de la industria.
3. En las obras o labores que por su naturaleza no puedan ejecutarse sino en estaciones o períodos determinados.
4. En los trabajos necesarios e impostergables para la buena marcha de la empresa;
5. A bordo de naves.
6. En las faenas portuarias.
7. En los establecimientos de comercio y de servicios que atiendan directamente al público, respecto de los trabajadores que realicen dicha atención y según las modalidades del establecimiento respectivo. Con todo, esta excepción no será aplicable a los trabajadores de centros o complejos comerciales administrados bajo una misma razón social o personalidad jurídica, en lo relativo al feriado legal establecido en el artículo 169 de la ley 18.700 y en el artículo 106 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades (procesos eleccionarios y plebiscitarios), y
8. En calidad de deportistas profesionales o de trabajadores que desempeñan actividades conexas.
Las empresas exceptuadas de este descanso podrán distribuir la jornada normal de trabajo, en forma que incluya los días domingo y festivos. Las horas trabajadas en dichos días se pagarán como extraordinarias siempre que excedan de la jornada ordinaria semanal.
Las empresas exceptuadas del descanso dominical deberán otorgar un día de descanso a la semana en compensación a las actividades desarrolladas en día domingo, y otro por cada festivo en
que los trabajadores debieron prestar servicios, aplicándose la norma del artículo 36. Estos descansos podrán ser comunes para todos los trabajadores, o por turnos para no paralizar el curso de las labores.
No obstante, en los casos a que se refieren los números 2 y 7 ya señalados, al menos dos de los días de descanso en el respectivo mes calendario deberán necesariamente otorgarse en día domingo. Esta norma no se aplicará respecto de los trabajadores que se contraten por un plazo de treinta días o menos, y de aquellos cuya jornada ordinaria no sea superior a veinte horas semanales o se contraten exclusivamente para trabajar los días sábado, domingo o festivos.
Cuando se acumule más de un día de descanso en la semana por aplicación de lo dispuesto en los incisos tercero y cuarto, las partes podrán acordar una especial forma de distribución o de remuneración de los días de descanso que excedan de uno semanal. En este último caso, la remuneración no podrá ser inferior a la prevista en el artículo 32 del Código laboral, esto es, no inferior al valor de la hora extraordinaria.
Con todo, en casos calificados, el Director del Trabajo podrá autorizar, previo acuerdo de los trabajadores involucrados, si los hubiere, y mediante resolución fundada, el establecimiento de sistemas excepcionales de distribución de jornadas de trabajo y descansos, cuando lo dispuesto en este artículo no pudiere aplicarse, atendidas las especiales características de la prestación de servicios y se hubiere constatado, mediante fiscalización, que las condiciones de higiene y seguridad son compatibles con el referido sistema.
La vigencia de la resolución será por el plazo de cuatro años. No obstante, el Director del Trabajo podrá renovarla si se verifica que los requisitos que justificaron su otorgamiento se mantienen.
Tratándose de las obras o faenas, la vigencia de la resolución no podrá exceder el plazo de ejecución de las mismas, con un máximo de cuatro años (artículo 38 del Código).
En caso de término de la relación laboral, según la Dirección del Trabajo procede compensar en dinero, con el valor de la jornada ordinaria, los días de descanso pendientes propios del ciclo autorizado como distribución excepcional de jornada y descanso, debiendo incorporar el monto por tal concepto en el correspondiente finiquito (dictamen 2.316/039, de 2011).
Para la misma Dirección, dado que la huelga suspende los efectos del contrato de trabajo de los involucrados en ella, durante el período que la misma comprende no resulta procedente que aquéllos exijan el cumplimiento de las condiciones de trabajo pactadas, entre las que se encuentran aquellas que contempla el sistema excepcional de distribución de jornada de trabajo y descanso a que se encuentran afectos.
De consiguiente, el trabajador cuyo contrato de trabajo se suspenda debido a la materialización de una huelga dentro de la negociación colectiva de la que forma parte, mientras se encontraba pendiente total o parcialmente el goce del descanso pertinente al correspondiente ciclo, no puede exigir el otorgamiento proporcional de los días de descanso que garantiza el sistema o su compensación en dinero, toda vez que la declaración de huelga por parte de los involucrados impide generar el derecho al respectivo período de descanso atendida la suspensión de los efectos de la relación laboral en el período en que éste debía hacerse efectivo (dictamen 2.316/039, de 2011).
En lo que respecta a la facultad otorgada al Director del Trabajo, en virtud de los dos últimos incisos del artículo 38 del Código laboral, tal Director puede exigir como requisito o condición para la autorización de la renovación de la resolución que estableció un sistema excepcional de distribución de jornadas de trabajo y descansos, el ajustarse a criterios administrativos y normas de higiene y seguridad actualmente aplicables, aun cuando no se hubieren encontrado establecidos a la época de la autorización cuya renovación se solicita (dictamen 873/012, de 2011).
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
20 de febrero de 2012.

Comparte este artículo: | Más