Estatuto docente y contrataciones área privada. Embarazo.

Hola, soy profesora en colegio particular subvencionado, tengo contrato fijo del 1 marzo 2011 hasta 28 febrero 2012, en Diciembre me llamaron y me dijeron que me renovarían el contrato x un año mas. Pero este mes me entere de que estoy embarazada de 8 semanas, necesito saber si esto me perjudica, porque a pesar que me dijeron que me renovarían el contrato tengo temor a que me despidan, además no he firmado ningún finiquito, pero por lo que se hay que hacerlo antes de firmar el otro contrato. Me podría decir cuando es el momento mas adecuado para informar a mi empleador.
De antemano muchas gracias
Gracia.


MATERIA:
ESTATUTO DOCENTE Y CONTRATACIONES ÁREA PRIVADA. EMBARAZO.


Estimada amiga.
Tal como lo regula el Estatuto docente, su contrato es de plazo fijo, y, en su especial caso, vence el 28 de febrero. No obstante, usted está embarazada, por lo cual la contraparte patronal está obligada a requerir el desafuero judicial para dar término efectivo a su contratación (pese a que su día de término está prefijado), proceso que puede llevar semanas o meses.
Por ello, considerando que falta aún varias semanas para que usted tenga derecho a descanso prenatal (según nos dice, tiene hoy sólo 8 semanas), lo más práctico para la empresa es renovar su contrato y, en unos meses, contratar su suplente.
En todo caso, conociendo la conducta y reacciones patronales (motivada y orientada no por derechos, sino por lucro), le sugerimos actuar con inteligencia. Usted entiende.

CONTRATACIÓN EN ÁREA PRIVADA.
“Las relaciones laborales entre los profesionales de la educación y los empleadores educacionales del sector particular, así como aquellas existentes en los establecimientos cuya administración se rige por el decreto ley 3.166, de 1980, serán de derecho privado, y se regirán por las normas del Código del Trabajo y sus disposiciones complementarias en todo aquello que no esté expresamente establecido en este Título” (Estatuto docente, artículo 78).
En sus contratos se debe estipular, especialmente:
a) Descripción de las labores docentes que se encomiendan;
b) Determinación de la jornada semanal de trabajo, diferenciándose las funciones docentes de aula de otras actividades contratadas;
c) Lugar y horario para la prestación de servicios.
El tiempo que el docente utilice en un mismo día para trasladarse de un establecimiento a otro en virtud de una misma relación laboral, se considerará trabajado para todos los efectos de esta ley, y el costo de movilización será de cargo del empleador. Ambas circunstancias deberán señalarse expresamente, y
d) Duración del contrato, el que podrá ser de plazo fijo, de plazo indefinido o de reemplazo.
El contrato a plazo fijo tendrá una duración de un año laboral docente, pudiendo renovarse en conformidad a lo dispuesto en el Código del trabajo.
Ahora bien, este último texto dispone que el trabajador que hubiere prestado servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo, durante doce meses o más en un período de quince meses, contados desde la primera contratación, se presumirá legalmente que ha sido contratado por una duración indefinida. Tratándose de gerentes o personas que tengan un título profesional o técnico otorgado por una institución de educación superior del Estado o reconocida por éste, la duración del contrato no podrá exceder de dos años. El hecho de continuar el trabajador prestando servicios con conocimiento del empleador después de expirado el plazo, lo transforma en contrato de duración indefinida. Igual efecto producirá la segunda renovación de un contrato de plazo fijo (artículo 159, número 4, en lo pertinente, del Código laboral).
El contrato de reemplazo, es aquel en virtud del cual un docente presta servicios en un establecimiento para suplir transitoriamente a otro con contrato vigente que no puede desempeñar su función, cualquiera que sea la causa. Deberá establecerse en él, el nombre del docente que se reemplaza y la causa de su ausencia.
El contrato de reemplazo durará por el período de ausencia del profesional reemplazado, salvo estipulación en contrario.
Si durante el año laboral docente termina el contrato de un profesional de la educación, el empleador tendrá derecho a contratar a otro en forma residual hasta el término del mismo.
Para los efectos de contratar a un profesional de la educación para una actividad extraordinaria o especial que por su naturaleza tenga una duración inferior al año escolar, el contrato deberá estipular una fecha de inicio y una de término. Los profesionales así contratados no podrán desempeñar actividades regulares con cargo a dicho contrato.
Asimismo, si durante el año laboral docente termina el contrato de un profesional de la educación, el empleador tendrá derecho a contratar a otro por el resto del mismo (Estatuto docente, artículo 79).
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
20 de febrero de 2012.

Comparte este artículo: | Más