Trabajo minero. Jornada bisemanal pactada. Horas extras y descanso.

Señores Junto con saludarle quisiera que me ayudaran con una duda, tengo contrato 7x7, fuera de la ciudad, Collahuasi, mi consulta es cuando por necesidad de la empresa se nos hace trabajar dentro de nuestros 7 días de descanso,(son pagados como extras, ningún problema con el pago) deberían devolver esos días trabajados en mi descanso de 7 días en la semana sig. devolverlos o pagar algún adicional
desde ya muchas gracias
Alejandro


MATERIA:
TRABAJO MINERO. JORNADA BISEMANAL PACTADA. HORAS EXTRAS Y DESCANSO.


Estimado amigo.
En principio, dado que usted tiene 7 días de descanso, éstos ya estarían compensando la jornada adicional, laborada en carácter de “extraordinaria”, la cual, se entiende, ya estaría “valorada” con el recargo en el pago, obligado por ley.
Más cuando, observando la jornada ordinaria semanal común, cuyo máximo es 45 horas, su labor en exceso justifica (a lo menos), el recargo del 50% del sueldo, pero no obliga al patrón a reconocer días adicionales de descanso para el trabajador.
Veamos el razonamiento de la Dirección del Trabajo para casos semejantes (no idénticos) de jornada bisemanal. La cantidad de días de descanso a que tiene derecho el trabajador depende de la cantidad de días domingo y festivos que hayan tenido lugar en el período trabajado, aumentados en uno, salvo que las partes hayan convenido una determinada cantidad de días de descanso, la que en ningún caso podrá resultar una cantidad de días inferior al que asegura la ley.
De esta forma, si las partes convinieron, por ejemplo, una jornada de 10 días de trabajo por 3 de descanso en forma permanente, si en un período de trabajo incidiera un domingo y un festivo, el empleador no está obligado a agregar un descanso adicional por el festivo trabajado, toda vez que los tres días de descanso pactado alcanzan para compensar el domingo y festivo laborado, correspondiendo el tercer descanso al que otorga la ley.
Por el contrario, si en el referido período incidieran dos domingo y un festivo, o un domingo y dos festivos, el empleador estará obligado a otorgar un día descanso extra para poder compensar el festivo no cubierto por el ciclo de descanso convenido.
Ahora bien, no olvide que la jornada laboral bisemanal es excepcionalísima, y exige acuerdo de ambas partes; de allí, si la patronal desea que labore jornada extraordinaria, a ella puede requerírsele que, además del pago con recargo (obligatorio), reconozca uno o más días adicionales de descanso.
A continuación, recordemos la regulación legal de la jornada laboral extendida y de la jornada extraordinaria.

JORNADA LABORAL EXTENDIDA
Puede excederse la jornada ordinaria, pero en la medida indispensable para evitar perjuicios en la marcha normal del establecimiento o faena, cuando sobrevengan fuerza mayor o caso fortuito, o cuando deban impedirse accidentes o efectuarse arreglos o reparaciones impostergables en las maquinarias o instalaciones.
Téngase presente que la jornada laboral extendida -que reseñamos-, es concebida por la ley como una eventual prolongación de la jornada de trabajo, en términos de que exista continuidad entre ésta y el exceso de tiempo trabajado, debiendo, por ello, invocarse en el mismo momento en que se produzca la contingencia que la justifica.
Las horas trabajadas en exceso deben pagarse como extraordinarias (Código laboral, artículo 29, y dictamen 3.896/057, de 2010, de la Dirección del Trabajo).

JORNADA EXTRAORDINARIA
Se entiende por jornada extraordinaria la que excede del máximo legal o de la pactada en el contrato, si fuese menor.
No son horas extraordinarias las trabajadas en compensación de un permiso, siempre que dicha compensación haya sido solicitada por escrito por el trabajador y autorizada por el empleador (Código del trabajo, artículos 30 y 32, inciso final).

PACTO DE HORAS EXTRAORDINARIAS
En las faenas que, por su naturaleza, no perjudiquen la salud del trabajador, pueden pactarse horas extraordinarias hasta un máximo de dos por día, las que se pagarán con el recargo legal.
La respectiva Inspección del Trabajo, actuando de oficio o a petición de parte, prohibirá el trabajo en horas extraordinarias en aquellas faenas que no cumplan la exigencia antes señalada, y de su resolución podrá reclamarse al Juzgado de Letras del Trabajo que corresponda, dentro de los treinta días siguientes a la notificación.
Las horas extraordinarias sólo podrán pactarse para atender necesidades o situaciones temporales de la empresa. Dichos pactos deberán constar por escrito y tener una vigencia transitoria no superior a tres meses, pudiendo renovarse por acuerdo de las partes.
No obstante la falta de pacto escrito, se considerarán extraordinarias las que se trabajen en exceso de la jornada pactada, con conocimiento del empleador (Código del trabajo, artículos 31 y 32, incisos 1º y 2º).

PAGO DE HORAS EXTRAORDINARIAS
Las horas extraordinarias deben pagarse, a lo menos, con un recargo del cincuenta por ciento sobre el sueldo convenido para la jornada ordinaria y deberán liquidarse y pagarse conjuntamente con las remuneraciones ordinarias del respectivo período. En caso de que no exista sueldo convenido, o éste sea inferior al ingreso mínimo mensual que determina la ley, éste constituirá la base de cálculo para el respectivo recargo (Código del trabajo, artículo 32, inciso 3º)
Puede acceder a otros datos específicos para labores mineras en el enlace: www.trabajominero.blogspot.com
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
19 de enero de 2012.

Comparte este artículo: | Más