Contrato de plazo fijo pactado en obra o faena, cuyas renovaciones le transforman en de plazo indefinido. Término por causal “Co

Estimadas amigas y amigos.
No resulta procedente dar por terminado un contrato por la causal “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato” (causal situada en el número 5 del artículo 159, del Código del trabajo), respecto de contratos de plazo fijo transformados por ley en de plazo indefinido, al efectuarse la segunda renovación de los mismos.


Contrato de plazo fijo pactado en obra o faena, cuyas renovaciones le transforman en de plazo indefinido. Término por causal “Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato” (Código laboral, artículo 159, número 5).


Estimadas amigas y amigos.
No resulta procedente dar por terminado un contrato por la causal “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato” (causal situada en el número 5 del artículo 159, del Código del trabajo), respecto de contratos de plazo fijo transformados por ley en de plazo indefinido, al efectuarse la segunda renovación de los mismos.
Veamos. La causal de término de contrato individual de trabajo, establecida en el número 5 del artículo 159, del Código laboral, dispone que el contrato de trabajo terminará por: “5.-Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato".
El mismo artículo 159, que trata de causales de terminación de contrato, en el número 4, inciso final, prescribe: "4.-Vencimiento del plazo convenido en el contrato. La duración del contrato de plazo fijo no podrá exceder de un año.
"El hecho de continuar el trabajador prestando servicios con conocimiento del empleador después de expirado el plazo, lo transforma en contrato de duración indefinida. Igual efecto producirá la segunda renovación de un contrato de plazo fijo".
Por lo anterior, un contrato de plazo fijo se transforma en indefinido, automáticamente, cuando, habiendo expirado el plazo del contrato, el trabajador continúa prestando servicios con conocimiento del empleador, o bien se ha practicado una segunda renovación de un contrato de plazo fijo.
Así, se reconoce un derecho para todo trabajador que continúa prestando servicios más allá del plazo fijado para la terminación, o bien a quien se ha renovado por segunda vez un contrato de plazo fijo, cual es el derecho a que el contrato de plazo fijo que ha celebrado se transforme en uno de duración indefinida, sin condicionar dicho efecto a ninguna otra circunstancia.
Por ello, no importa que el dependiente desempeñe sus funciones en una obra o faena determinada, siendo jurídicamente improcedente pretender que esta última circunstancia pueda alterar o hacer desaparecer el efecto legal mencionado, de transformación del contrato de plazo fijo, en de duración indefinida (dictamen 1847/123, de 1998, de la Dirección del Trabajo).

ACLAREMOS QUE EN DICHA OBRA EL TRABAJADOR ESTÁ CONTRATADO POR PLAZO FIJO, Y NO POR OBRA O FAENA
Precisemos que, en dicha obra, el dependiente debe estar contratado por plazo fijo, y no por “obra o faena”, caso en el cual el término del contrato sí puede ser operado mediante la causal “conclusión del trabajo o servicio pactado”, pero siempre que no implique fraude a la ley. Decimos esto último ya que es ilegal la contratación sucesiva por obra o faena, si la labor convenida por el trabajador no ha finalizado y continúa siendo desarrollada por la empresa hasta su total finalización. Sucedería, por ejemplo, si éste hubiere sido contratado primeramente para la construcción de 10 kilómetros de un camino que abarca un total de 100 kilómetros, siendo finiquitado y recontratado posteriormente para la construcción de otros 10 kilómetros, y así, sucesivamente (dictámenes 2389/100, del año 2004, y 1825/032, del año 2006).

TRANSFORMÁNDOSE EN CONTRATACIÓN INDEFINIDA, EL CONTRATO SE PROYECTA MÁS ALLÁ DEL TÉRMINO DE LA OBRA
La ley emplea la expresión "contrato de duración indefinida" para referirse a un contrato cuyo término no se encuentra determinado o precisado de antemano por las partes.
De consiguiente, transformado un contrato de plazo fijo en indefinido, es decir, producido el efecto previsto en el citado inciso final del número 4 del artículo 159 del Código laboral, la circunstancia de que dicho dependiente labore en la construcción de una obra, no lo hace perder el carácter de tal, continuando, por ende, dicho contrato vigente aún después de finalizada la obra.
En otros términos, no procede dar por terminado un contrato por la causal “conclusión del trabajo o servicio que le dio origen” (número 5 del artículo 159), si dicho contrato se transformó, por ley, en de plazo indefinido.
Sin embargo, no olvidemos que la patronal puede poner término a dicho contrato, fundado en otras causales contempladas en los artículos 159, 160 y 161 del Código. En tal evento, la Dirección del Trabajo nos recuerda que el dependiente que estimare que la aplicación de la causal invocada por la empresa ha sido injustificada, indebida o improcedente, tendrá derecho a recurrir al respectivo juzgado, a fin de que éste así lo declare y ordene pagar las indemnizaciones que corresponda.
Siempre, claro, que pueda esperar meses o años sin recibir el finiquito.
Saludos cordiales.
17 de enero de 2012.

Comparte este artículo: | Más