Actividades funcionarias ilícitas que inciden en contratación. Denuncia a Contraloría General de la República.

Junto con saludarle y muy respetuosamente solicito su orientación en el caso que a continuación expongo.
Soy funcionaria de educación municipal desde hace muchos años, específicamente desde el 2004, pero lamentablemente hoy tengo un problema que me acongoja y no sé cómo solucionarlo.
Desde el 2008 que trabajo en una Escuela municipal de Quillota, en primera instancia asumiendo el cargo de Secretaria de Dirección hasta Mayo del presente año. Desde el año 2007 al 2010 estudié la carrera de Pedagogía en Educación General Básica por lo cual la Directora de la escuela antes mencionada decidió brindarme en el mes Junio del presente año la oportunidad de ejercer labores de docente, pero aún así, siento que fui engañada y presionada a realizar algo que no era necesario.
Para asumir el nuevo cargo docente, fui presiona por el Jefe de Personal a presentar una Carta de Renuncia Voluntaria, en la cual debía manifestar mi interés por conservar los 7 años de servicio, en esta nueva contratación con fondos de la Ley SEP, pero bajo las leyes del código del trabajo.
Lamentablemente me declaro incompetente en los temas de contratos y leyes, y es en este punto donde siento que fui engañada. Bajo la presión del sistema; presente la carta solicitada el 1 de Junio, asumiendo en primera instancia todas las consecuencias que está podría traer con ella, al cabo de 15 días, recibí un llamado del Jefe de finanzas del Departamento de Educación, él cual me explica: “Que mi carta de renuncia no será aceptada, ya que solo se debe generar un anexo al contrato administrativo que tenía desde el año 2004, realizando en él modificaciones en los horarios, remuneración y nueva función a esempeñar... Bajo las nuevas indicaciones entregas por el Jefe de finanzas me quedé tranquila, ya que no perdería mis años de servicio.
Lamentablemente esas palabras cambiaron con el pasar de los meses, durante los primeros días de Octubre fuí citada a entrevista con el Jefe de Personal del Departamento de Educación Municipal de Quillota, para darme la noticia que mi carta de Renuncia fue gestionada para su aprobación en Contraloría, por lo cual pierdo mis años de servicio y el pago de ellos, además de avisarme que mi actual contrato de docente bajo el código del trabajo, solo tiene vigencia hasta el mes de Diciembre del presente año, quedando cesante en los meses de verano, y sin una oportunidad laboral segura para el 2012, además que lo único pendiente a pagar en esa fecha son los 15 días correspondientes a las vacaciones proporcionales del primer contrato de Asistente de educación.
Es debido a este problema que solicito su orientación en relación a ¿Sí era necesaria la perdida de los años trabajados en el sistema, siendo que aún trabajo para ellos, pero en otro cargo y bajo las leyes del código del trabajo y no del estatuto docente como debiese ser en el actual contrato docente por SEP? Además ¿Puedo apelar para solicitar el pago de mis años de servicio o por lo menos de algunos de ellos? y si realmente corresponde que me cancelen los meses de enero y febrero del 2012 siendo que mi contrato docente termina en diciembre y está bajo las leyes del código del trabajo?
He hablado con todas las personas involucradas en este ir y venir de información, incluso otros compañeros de trabajo me han indicado que hay más funcionarios en las escuelas con estos dobles contratos (asistentes – docentes) y el DAEM no ha sido tan drásticos con ellos, como lo han sido conmigo. Mi idea no es perjudicar a nadie, pero necesito respuestas y lamentablemente no las he obtenido en el sistema educacional y es por eso que recurro a Ud. muy respetuosamente.
Le agradezco de antemano el tiempo que dedique a revisar mi problema y por toda la orientación que me pueda brindar.
Saluda atte.
Rosa Eugenia


MATERIA:
ACTIVIDADES FUNCIONARIAS ILÍCITAS QUE INCIDEN EN CONTRATACIÓN. DENUNCIA A CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA.


Estimada amiga.
Si bien es cierto que su regulación contractual puede radicar en el Código laboral (y por ello la fiscalización de su cumplimiento corresponde a la Dirección del Trabajo), las conductas que han incidido durante tal contratación, obra –según señala- de empleados municipales, son comportamientos funcionarios ilícitos, por lo cual le sugerimos recurrir a la Contraloría General de la República, no para abordar su regulación (que no es competencia de ese órgano), sino para investigar las acciones que incidieron en viciar su contratación (materia que sí es de la competencia de ese órgano).
La Contraloría General de la República debe “vigilar el cumplimiento de las disposiciones del estatuto administrativo”, y municipal (ley 10.336, art. 1); esto es, la fiscalización de la conducta funcionaria es competencia esencial de este órgano.
Percibimos que, por esta vía, indirecta (tal vez extraña a primera vista), usted logre aclarar lo sucedido, y corregir decisiones erróneas, adoptadas debido a una voluntad viciada.
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
14 de enero de 2012.

Comparte este artículo: | Más