Subsidio por reposo maternal. Control del cumplimiento de normas protectoras de la maternidad. Descanso y finalidad (artículos 1

Hola: Me gustaría tener la información sobre el pago de mis licencias pre y post natal ,ya que aun no me las pagan con la razón que no tengo cotizaciones en el mes de diciembre 2010 ,ya que yo comencé a trabajar en marzo del 2011 y quede embarazada en dicho mes ,porque pasa esto ? es mi consulta me han dicho en la caja de compensación que me podrían dar $ 50.000 pesos mensuales y la verdad que encuentro que es una burla ya que nadie puede vivir con una licencia de ese monto ,por el gasto económico que me resulta mantener a mi bebe , alimentación ,pañales ropa etc etc. como me puede orientar ? la verdad que me encuentro muy triste porque a mi no me sirve y menos a mi bebe ,porque es tan mala la nueva modificación de la ley maternal .
Desde ya muchas gracias, espero haber sido clara en mi pregunta
Estefanie


MATERIA:
SUBSIDIO POR REPOSO MATERNAL. CONTROL DEL CUMPLIMIENTO DE NORMAS PROTECTORAS DE LA MATERNIDAD. DESCANSO Y FINALIDAD (ARTÍCULOS 194 Y SS. DEL CÓDIGO LABORAL).


Estimada amiga.
En materia de subsidio por reposo maternal, la regla básica se sitúa en el artículo 198 del Código laboral, que preceptúa: “La mujer que se encuentre en el período de descanso de maternidad a que se refiere el artículo 195, de descansos suplementarios y de plazo ampliado señalados en el artículo 196, como también [sic] los trabajadores que hagan uso del permiso postnatal parental, recibirán un subsidio calculado conforme a lo dispuesto en el decreto con fuerza de ley 44, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, de 1978, y en el artículo 197 bis”.

REGLA BÁSICA QUE DETERMINA VALOR DE SUBSIDIO ES LA FECHA DE INICIO DE LICENCIA MATERNAL
En lo que atañe al cálculo de su monto, se ordena: “La base del cálculo para la determinación del monto de los subsidios considerará los datos existentes a la fecha de iniciación de la licencia médica y será una cantidad equivalente al promedio de la remuneración mensual neta, del subsidio, o de ambos, que se hayan devengado en los tres meses calendario más próximos al mes en que se inicia la licencia” (dfl 44, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, de 1978, artículo 8, inciso 1º).
Es decir, la fecha clave para determinar el monto del subsidio es la fecha de inicio de la licencia médica, incluso la de índole maternal.

REGLA ESPECIAL PARA LIMITAR EL MONTO MÁXIMO DE LOS SUBSIDIOS EN CASO DE LICENCIA MATERNAL.
Ahora bien, especialmente para evitar que, deliberadamente, la trabajadora infle o aumente artificiosamente el monto del subsidio estatal que, por concepto de maternidad, recibirá luego, el inciso 2º del mencionado artículo establece una regla especial:
“En todo caso, el monto diario de los subsidios del inciso primero del articulo 195, del inciso segundo del artículo 196 y del artículo 197 bis, todos del Código del Trabajo, y del artículo 2° de la ley N° 18.867, no podrá exceder del equivalente a las remuneraciones mensuales
netas, subsidios o de ambos, devengados por las trabajadoras dependientes en los tres meses anteriores más próximos al séptimo mes calendario que precede al del inicio de la licencia, dividido por noventa, aumentado en el 100% de la variación experimentada por el Índice de Precios al Consumidor en el período comprendido por los siete meses anteriores al mes precedente al del inicio de la licencia, e incrementado en un 10%.
Los tres meses a que se refiere el inciso anterior deberán estar comprendidos dentro de los seis meses inmediatamente anteriores al séptimo mes calendario que precede al mes de inicio de la licencia. Si dentro de dicho período sólo se registraren uno o dos meses con remuneraciones y/o subsidios, para determinar el límite del subsidio diario, se dividirá por 30 o 60, respectivamente” (dfl 44, artículo 8, incisos 2º y 3º).
Como la fecha de inicio de la licencia maternal -común o básica- es simultáneo al inicio del descanso prenatal, esto es, seis semanas antes del parto (que generalmente se produce al noveno mes de embarazo), ese “séptimo mes calendario que precede al del inicio de la licencia”, se ajusta, más o menos, a la fecha de inicio del embarazo (hecho biológico cuya circunstancia, para estos efectos, se entiende voluntaria).
Ese especial límite, que envuelve el equivalente de la remuneración promediada de los tres meses anteriores al séptimo mes calendario anterior o precedente al de inicio de la licencia, posee por finalidad que el monto del subsidio no pueda exceder de lo que la trabajadora ganaba antes de su embarazo. De otro modo, ya embarazada, en sus primeros meses y antes de se inicie la licencia, la trabajadora dependiente, en connivencia con la patronal, podría ficticiamente aumentar su remuneración nominal (y erogar cotizaciones previsionales más altas), para, luego, al recibir el subsidio, lograr un monto superior al que correspondería. Lo mismo podría ocurrir con la trabajadora independiente, pero en esta última hipótesis el método podría ser aun más fácil, al no requerir participación patronal.

PERO ESE LÍMITE MÁXIMO NO IMPLICA QUE ESA SEA LA BASE DE CALCULO.
La anterior es un límite legal al máximo subsidiado. Pero, insistimos, para efecto del cálculo del subsidio, éste será una cantidad equivalente al promedio de la remuneración mensual neta, del subsidio, o de ambos, que se hayan devengado en los tres meses calendario más próximos al mes en que se inicia la licencia.

AUN CONSIDERANDO REQUISITO DE TIEMPO DE AFILIACIÓN Y COTIZACIONES, USTED TENDRÍA DERECHO A SUBSIDIO CALCULADO SEGÚN SU ÚLTIMA REMUNERACIÓN.
El artículo 4 del mencionado dfl 44, establece que “Para tener derecho a los subsidios se requiere un mínimo de seis meses de afiliación y de tres meses de cotización dentro de los seis meses anteriores a la fecha inicial de la licencia médica correspondiente.
Con todo, para acceder a los subsidios, los trabajadores dependientes contratados diariamente por turnos o jornadas deberán contar, además del período mínimo de afiliación a que se refiere el inciso primero con, a lo menos, un mes de cotizaciones dentro de los seis meses anteriores a la fecha inicial de la respectiva licencia”.
Ahora bien, si la licencia por descanso prenatal debe iniciarse seis semanas antes del parto, y éste se produce generalmente al noveno mes de embarazo, entonces usted, que quedó embarazada en marzo (fecha de inicio de sus labores dependientes), en octubre-noviembre (período en que procedía haber iniciado su descanso prenatal, mediante su licencia maternal), ya debió reunir o poseer seis meses de afiliación y tres meses de cotizaciones previsionales.
Y esto, en el caso extremo de que fuese su primer empleo.
Así, por una parte, usted posee derecho a subsidio, y por otra, el cálculo del mismo debe respetar su remuneración a la fecha de inicio de la licencia maternal (octubre-noviembre). Sólo para efectos de limitar su máximo, se puede retrotraer fechas al promedio remuneratorio de los tres meses anteriores al séptimo mes anterior al de inicio de la licencia (remuneraciones cuya no existencia no es responsabilidad ni culpa suya).

FINALIDAD O “TELOS” DE LA LEY ES EL DESCANSO OBLIGATORIO, Y ESTE NECESITA QUE SE MANTENGA NIVEL REMUNERATORIO.
El subsidio se establece para que una persona que se encuentra incapacitada para trabajar (incapacidad acreditada por certificación médica), no deje de recibir remuneración durante el descanso que dicha licencia ordena. En el caso de las mujeres embarazadas, la ley le señala como un derecho y una obligación.
Y nadie puede descansar si no se le tutela el nivel de ingresos; de allí que se ordena que el monto del subsidio debe corresponder a la remuneración recibida.
Le sugerimos recurrir a la Inspección del Trabajo y que de allí, registrando oficialmente su caso, se le derive, debidamente informada, al órgano fiscalizador específicamente previsional, para que este órgano se entienda con la Caja de Compensación. A estas entidades debe fiscalizarles la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).
Corresponde a la Junta Nacional de Jardines Infantiles y a la Dirección del Trabajo velar
por el cumplimiento de las disposiciones de estas normas, y cualquiera persona puede denunciar ante estos organismos las infracciones de que tuviere conocimiento (Código del trabajo, artículo 207, incisos 1º y 2º).
Las infracciones a tales disposiciones se sancionarán con multa de catorce a setenta unidades tributarias mensuales en vigor a la fecha de cometerse la infracción, multa que se duplicará en caso de reincidencia.
En igual sanción incurrirán los empleadores por cuya culpa las instituciones que deben pagar las prestaciones establecidas en este título no lo hagan; como asimismo aquellos empleadores que infrinjan lo dispuesto en el inciso final del artículo 194 del Código laboral, el cual dispone que ningún patrón podrá condicionar la contratación de trabajadoras, su permanencia o renovación de contrato, o la promoción o movilidad en su empleo, a la ausencia o existencia de embarazo, ni exigir para dichos fines certificado o examen alguno para verificar si se encuentra o no en estado de gravidez.
Sin perjuicio de la sanción anterior, será de cargo directo de dichos empleadores el pago de los subsidios que correspondieren a sus trabajadoras (Código del trabajo, artículo 208, incisos 1º a 3º).
Es improbable, pero posible, que la Caja a la que recurrió no esté administrando tal subsidio, sino que sólo le estén ofreciendo un beneficio maternal distinto, propio de ella.
Puede ocurrir, también, que usted haya olvidado proporcionarnos otros antecedentes propios de este caso.
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
22 de diciembre de 2011.

Comparte este artículo: | Más