Artículo 22 del Código laboral. Trabajadores excluidos de limitación de jornada laboral. Presunciones de estar afecto a cumplim

Estimados, por casualidad me tope con esta pagina y creo es espectacular.
Bueno tengo algunas consultas referentes al artículo 22 ya que creo que mi empleador esta trasgrediendo o mal interpretando esta cláusula, con el único objeto de evitar el pago de horas extraordinarias.
Lo primero, es que yo trabajo con fiscalización directa del gerente de operaciones y el subgerente general, quienes se imponen en todas las decisiones que son referente a mi cargo, esto se hace de forma "consensuada" y la mayoría de las veces de forma unilateral.
Consulta, si estoy en la categoría de la limitación de jornada de trabajo.
¿Para salir de las instalaciones debo solicitar permiso o solo avisar?, ¿se me puede sancionar si solo salgo avisando de algún modo?
Casi estoy convencido de que se en lo único que se cumple, es que no se me consideran las horas extraordinarias, por lo demás el tratamiento referentes a permisos y fiscalización son como las de todo trabajador donde debo cumplir un horario estricto y una jornada que excede las 45 horas por ley.
Bueno espero haberme explicado bien.
Saludos
Carlos.


MATERIA:
ARTÍCULO 22 DEL CÓDIGO LABORAL.
TRABAJADORES EXCLUIDOS DE LIMITACIÓN DE JORNADA LABORAL.
PRESUNCIONES DE ESTAR AFECTO A CUMPLIMIENTO DE JORNADA.
DERECHO A “SEMANA CORRIDA”.


Estimado amigo.
Sus sospechas son fundadas. El artículo 22 del Código laboral, bajo la rúbrica de “Jornada ordinaria de trabajo”, establece que la duración de la jornada ordinaria de trabajo no excederá de cuarenta y cinco horas semanales; sin embargo, a continuación acoge varias situaciones laborales que exceptúa expresamente de tal límite.
Así, quedan excluidos de la citada limitación de jornada laboral los trabajadores que presten servicios a distintos empleadores; los gerentes, administradores, apoderados con facultades de administración y todos aquellos que trabajen sin fiscalización superior inmediata; los contratados de acuerdo con el Código laboral para prestar servicios en su propio hogar o en un lugar libremente elegido por ellos; los agentes comisionistas y de seguros, vendedores viajantes, cobradores y demás similares que no ejerzan sus funciones en el local del establecimiento.
Asimismo, quedan excluidos de la limitación de jornada, los trabajadores contratados para que presten sus servicios preferentemente fuera del lugar o sitio de funcionamiento de la empresa, mediante la utilización de medios informáticos o de telecomunicaciones (Código del trabajo, artículo 22, incisos primero, segundo y cuarto).
Ahora bien, para enfrentar su caso deberían servir las presunciones que la misma ley reconoce, a saber: “Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 22, se presumirá que el trabajador está afecto a cumplimiento de jornada cuando debiere registrar por cualquier medio y en cualquier momento del día el ingreso o egreso a sus labores, o bien cuando el empleador efectuare descuentos por atrasos en que incurriere el trabajador. Asimismo, se presumirá que el trabajador está afecto a la jornada ordinaria, cuando el empleador, por intermedio de un superior jerárquico, ejerciere una supervisión o control funcional y directo sobre la forma y oportunidad en que se desarrollen las labores, entendiéndose que no existe tal funcionalidad cuando el trabajador sólo entrega resultados de sus gestiones y se reporta esporádicamente, especialmente en el caso de desarrollar sus labores en Regiones diferentes de la del domicilio del empleador” (Código laboral, artículo 42, letra a, inciso tercero).
En lo que atañe al derecho a semana corrida, no está de más saber que los trabajadores excluidos de la limitación de jornada en los términos del inciso segundo del artículo 22 del Código del trabajo y a quienes no les resulta aplicable la nueva normativa sobre sueldo base contemplada en la letra a) del artículo 42 del mismo cuerpo legal, tendrán derecho al beneficio de semana corrida en la medida que las remuneraciones variables que perciban reúnan los requisitos que para tal efecto exige la ley, esto es, que se devenguen diariamente y que sean principales u ordinarias (Dirección del Trabajo, dictamen 2.213/037, de 2009).
Por lo anterior, a su contraparte patronal no le conviene fiscalizarle, ni siquiera en su entrada y salida, ya que usted puede invocar –fundadamente- que sí está afecto a jornada horaria, con el consiguiente derecho a pago especial por la ejecución de horas extraordinarias. Con estos elementos examine cuál camino le conviene más.
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
2 de diciembre de 2011.

Comparte este artículo: | Más