Seguridad laboral y gasto de Chile. Accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. Procedimientos para actuar en casos pr

Amigos y Amigas:
Por el interés que tiene para los trabajadores, publicamos el siguiente documento sobre seguridad laboral, de Alfonso Hernández Molina.


Seguridad laboral y gasto de Chile.
Accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. Procedimientos para actuar en casos prácticos.


Chile es el cuarto país “Ocde” con menor gasto en seguridad laboral. Un reciente estudio, denominado “Comparación internacional de sistemas de salud y seguridad laboral”, realizado por la Universidad Católica y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reveló que el gasto total del rubro (prestaciones económicas, médicas y actividades de prevención), implica sólo el 0,35% del Producto Interno Bruto de Chile (PIB), porcentaje ínfimo en comparación a otros países; por ejemplo, Noruega dedica su 4,1% para enfrentar estas necesidades.
Otra falta observada por el estudio revela la baja fiscalización de condiciones de trabajo. Si bien las denuncias ante la Inspecciones del Trabajo han aumentado, curiosamente las multas aplicadas han disminuido, y las sanciones por quebrantar los rubros protección, higiene y seguridad, hoy descienden.
Siendo esta la realidad, que exige radicales cambios normativos y funcionarios, cambios cuyo motor deben ser los propios afectados, es decir, los trabajadores, recordemos los procedimientos establecidos en la vigente legislación para actuar frente a casos concretos.

1.- EN CASO DE ACCIDENTES DEL TRABAJO O DE TRAYECTO DEBE APLICARSE EL SIGUIENTE PROCEDIMIENTO:
a) Los trabajadores que sufran un accidente del trabajo o de trayecto deben ser enviados, para su atención, por la entidad empleadora, inmediatamente de tomar conocimiento del siniestro, al establecimiento asistencial del organismo administrador que le corresponda.

b) La entidad empleadora deberá presentar en el organismo administrador al que se encuentra adherida o afiliada, la correspondiente "Denuncia Individual de Accidente del Trabajo" (DIAT), debiendo mantener una copia de la misma. Este documento debe presentarse con la información que indica su formato y en un plazo no superior a
24 horas de conocido el accidente.

c) En caso que la entidad empleadora no hubiere realizado la denuncia en el plazo establecido, ésta deberá ser efectuada por el trabajador, por sus derecho-habientes, por el Comité Paritario de Higiene y Seguridad de la empresa cuando corresponda o por el médico tratante. Sin perjuicio de lo señalado, cualquier persona que haya tenido conocimiento de los hechos podrá hacer la denuncia.

d) En el evento que el empleador no cumpla con la obligación de enviar al trabajador accidentado al establecimiento asistencial del organismo administrador que le corresponda o que las circunstancias en que ocurrió el accidente impidan que aquél tome conocimiento del mismo, el trabajador podrá concurrir por sus propios medios, debiendo ser atendido de inmediato.

e) Excepcionalmente, el accidentado puede ser trasladado en primera instancia a un centro asistencial que no sea el que le corresponde según su organismo administrador, en las siguientes situaciones: casos de urgencia o cuando la cercanía del lugar donde ocurrió el accidente y su gravedad así lo requieran.
Se entenderá que hay urgencia cuando la condición de salud o cuadro clínico implique riesgo vital y/o secuela funcional grave para la persona, de no mediar atención médica inmediata.
Una vez calificada la urgencia y efectuado el ingreso del accidentado, el centro asistencial deberá informar dicha situación a los organismos administradores, dejando constancia de ello.

f) Para que el trabajador pueda ser trasladado a un centro asistencial de su organismo administrador o a aquél con el cual éste tenga convenio, deberá contar con la autorización por escrito del médico que actuará por encargo del organismo administrador.

g) Sin perjuicio de lo dispuesto precedentemente, el respectivo organismo administrador deberá instruir a sus entidades empleadoras adheridas o afiliadas para que registren todas aquellas consultas de trabajadores con motivo de lesiones, que sean atendidos en policlínicos o centros asistenciales, ubicados en el lugar de la faena y/o pertenecientes a las entidades empleadoras o con los cuales tengan convenios de atención.
El formato del registro está definido por la Superintendencia de Seguridad Social (artículo 71 del decreto supremo 101, de 1968, que reglamentó la aplicación de la ley 16.744, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, texto actualizado).

2.- EN CASO DE ENFERMEDAD PROFESIONAL DEBE APLICARSE EL SIGUIENTE PROCEDIMIENTO:
a) Los organismos administradores están obligados a efectuar, de oficio o a requerimiento de los trabajadores o de las entidades empleadoras, los exámenes que correspondan para estudiar la eventual existencia de una enfermedad profesional, sólo en cuanto existan o hayan existido en el lugar de trabajo, agentes o factores de riesgo que pudieran asociarse a una enfermedad profesional, debiendo comunicar a los trabajadores los resultados individuales y a la entidad empleadora respectiva los datos a que pueda tener acceso en conformidad a las disposiciones legales vigentes, y en caso de haber trabajadores afectados por una enfermedad profesional se deberá indicar que sean trasladados a otras faenas donde no estén expuestos al agente causal de la enfermedad. El organismo administrador no podrá negarse a efectuar los respectivos exámenes si no ha realizado una evaluación de las condiciones de trabajo, dentro de los seis meses anteriores al requerimiento, o en caso que la historia ocupacional del trabajador así lo sugiera.

b) Frente al rechazo del organismo administrador a efectuar dichos exámenes, el cual deberá ser fundado, el trabajador o la entidad empleadora, podrán recurrir a la Superintendencia de Seguridad Social, la que resolverá con competencia exclusiva y sin ulterior recurso.

c) Si un trabajador manifiesta ante su entidad empleadora que padece de una enfermedad o presenta síntomas que presumiblemente tienen un origen profesional, el empleador deberá remitir la correspondiente "Denuncia Individual de Enfermedad Profesional" (DIEP), a más tardar dentro del plazo de 24 horas y enviar al trabajador inmediatamente de conocido el hecho, para su atención al establecimiento asistencial del respectivo organismo administrador, en donde se le deberán realizar los exámenes y procedimientos que sean necesarios para establecer el origen común o profesional de la enfermedad. El empleador deberá guardar una copia de la DIEP, documento que deberá presentar con la información que indique su formato.

d) En el caso que la entidad empleadora no hubiere realizado la denuncia en el plazo establecido en la letra anterior, ésta deberá ser efectuada por el trabajador, por sus derecho-habientes, por el Comité Paritario de Higiene y Seguridad de la empresa cuando corresponda o por el médico tratante. Sin perjuicio de lo señalado, cualquier persona que haya tenido conocimiento de los hechos podrá hacer la denuncia.

e) El organismo administrador deberá emitir la correspondiente resolución en cuanto a si la afección es de origen común o de origen profesional, la cual deberá notificarse al trabajador y a la entidad empleadora, instruyéndoles las medidas que procedan.

f) Al momento en que se le diagnostique a algún trabajador o ex-trabajador la existencia de una enfermedad profesional, el organismo administrador deberá dejar constancia en sus registros, a lo menos, de sus datos personales, la fecha del diagnóstico, la patología y el puesto de trabajo en que estuvo o está expuesto al riesgo que se la originó.

g) El organismo administrador deberá incorporar a la entidad empleadora a sus programas de vigilancia epidemiológica, al momento de establecer en ella la presencia de factores de riesgo que así lo ameriten o de diagnosticar en los trabajadores alguna enfermedad profesional (artículo 72 del decreto supremo 101, de 1968, que reglamentó la aplicación de la ley 16.744, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, texto actualizado).
Saludos cordiales.
27 de octubre de 2011.

Comparte este artículo: | Más