Embarazo, contrato de plazo fijo y renovaciones del mismo (ley 20.545, que reemplaza normas sobre tutela de la maternidad).

Hola, le escribo para que me ayude en mi siguiente problema: Me encuentro haciendo un reemplazo por 6 meses, el cual venció el viernes 30 de septiembre, pero me pidieron que me quedara 2 semanas más, resulta que estoy con 11 semanas de embarazo y no sé que hacer... le digo a mi empleador, la ley me favorece?? se termina el contrato o pasa a indefinido?
Aparte la persona que estoy reemplazando vuelve en estas 2 semanas... por favor si me pueden ayudar con este tema..
Gracias
Paulina


MATERIA:
EMBARAZO, CONTRATO DE PLAZO FIJO Y RENOVACIONES DEL MISMO
(LEY 20.545, QUE REEMPLAZA NORMAS SOBRE TUTELA DE LA MATERNIDAD).


Estimada amiga.
Usted posee fuero maternal, y, al momento de cumplirse el plazo de su contrato, el empleador sólo puede darle término obteniendo una autorización judicial expresa (desafuero).
En la práctica, la sola existencia de tal procedimiento judicial obligatorio, opera como elemento disuasivo hacia la contraparte patronal, que le hace más complejo terminar los servicios de la trabajadora.
Mientras no lo obtenga, su contrato sigue vigente, pese a cumplirse su original plazo.
El proyecto legal gubernamental sobre descanso post-natal, que se tramitó durante varios meses de este año en el Congreso Nacional, proponía, como nuevo inciso final del artículo 201 del Código del trabajo, a propósito del fuero maternal, el siguiente texto: “Con todo, tratándose de trabajadores o trabajadoras cuyos contratos de trabajo sean a plazo fijo o por obra, servicio o faena determinada, el fuero establecido en este artículo los amparará sólo durante la vigencia del respectivo contrato, sin que se requiera solicitar su desafuero al término de ellos.”.
Fue intensa la crítica a este intento, por parte de sindicalistas del área privada, resaltando en ello –hay que decirlo- la CGT. Para los legisladores, al parecer la voz de alerta la ocasionó que dicho precepto también podría dañar a miles de trabajadoras a contrata del aparato público, con su indesmentible vínculo partidario y mayor capacidad de protesta y reacción hacia ellos mismos.
Para la ANEF, “el proyecto supone un riesgo para la mayoría de las funcionarias públicas, que no tienen asegurado su derecho al fuero maternal por hallarse contratadas a plazo fijo. De hecho, el 57,1% de aquéllas se encuentra en régimen de contrata, lo que supone una gran vulnerabilidad de aprobarse el término automático de los derechos de la madre al término del contrato a plazo fijo”.
El gobierno debió echar pie atrás; durante su tramitación, mediante indicaciones especiales, retiró esa propuesta, según debió comprometerlo la ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM): “En relación a la inquietud referida a quienes se desempeñan en el sector público bajo el régimen a contrata, aclaró que la iniciativa no reduce ni afecta el fuero maternal en este caso, ya que la contrata corresponde a un acto administrativo y no a un contrato a plazo fijo en los términos del Código del Trabajo. Sin perjuicio de lo anterior, añadió, la indicación a presentar excluye de la norma respectiva del proyecto a los contratos a plazo fijo, a fin de evitar dudas interpretativas sobre la materia” (Senado, Informe de las comisiones de trabajo y previsión social, y de salud, unidas, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, en materia de duración del descanso de maternidad. Boletín 7.526-13).
Por otra parte, siendo un contrato de plazo fijo, sólo admite una renovación (cumplido su plazo se extiende el pertinente finiquito). Operándose una segunda renovación, tal contrato de plazo fijo se transforma en contrato indefinido.
De allí, tenga presente que el hecho de continuar el trabajador prestando servicios con conocimiento del empleador después de expirado el plazo, lo transforma en contrato de duración indefinida. Igual efecto produce la segunda renovación de un contrato de plazo fijo (artículo 159, número 4, inciso 4º, del Código laboral).
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
18 de octubre de 2011.

Comparte este artículo: | Más