Cambio de dominio de la empresa

Estimados Amigos:
que debo hacer trabajé en una empresa desde diciembre del 2008 y el pasado 30 de octubre tuve un accidente de tránsito y no me han dejado volver a trabajar y me quieren liquidar con 387 dólares. Pasa que mis compañeros de trabajo firmaron un contrato porque la empresa cambió de dueño y en una de las cláusulas dice que no perderán el tiempo de servicio ya que es un contrato de trabajo fijo.
José David


MATERIA:
CAMBIO DE DOMINIO DE LA EMPRESA


Estimado amigo.
Usted no explicita si quien no lo deja volver a trabajar es la autoridad médica o la contraparte patronal. Ahora bien, puede ser despedido por “necesidades de la empresa” (artículo 161 del Código), que implica indemnización por años servidos (vea el detalle de tal materia en otras respuestas). Si aún está bajo licencia médica, no puede utilizarse tal causal legal para despedirle.
Considerando lo anterior, sugerimos, en este punto, ser práctico consigo mismo. Si no tiene más alternativa que firmar con los nuevos dueños, hágalo, verificando que se le reconozca el tiempo laborado al propietario anterior.
En todo caso, el cambio de dueño no debe lesionar sus derechos, consignados en su contrato individual de trabajo, ni en un pacto colectivo, si eventualmente le regula.
Recuerde que, para los efectos previstos en el Código laboral, “se presume de derecho que representa al empleador y que en tal carácter obliga a éste con los trabajadores, el gerente, el administrador, el capitán de barco y, en general, la persona que ejerce habitualmente funciones de dirección o administración por cuenta o representación de una persona natural o jurídica.
Las modificaciones totales o parciales relativas al dominio, posesión o mera tenencia de la empresa no alterarán los derechos y obligaciones de los trabajadores emanados de sus contratos individuales o de los instrumentos colectivos de trabajo, que mantendrán su vigencia y continuidad con el o los nuevos empleadores” (artículo 4, incisos 1º y 2º).
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.

Comparte este artículo: | Más