Subsidio por licencia médica y requisitos. Contrato por obra o faena y contrato indefinido. Modos de término

Consulta del 23 de Junio
Hola
Buenos días
Necesito que por favor me ayuden.
Una persona que trabaja por obra lleva 1 año aprox. en la misma empresa trabaja por turnos en el norte 14 allá y 7 acá ayer tuvo un accidente acá en su bajada y tiene 15 días de licencia pero a su vez recibió la noticia en forma verbal que será despedido el día 9 de julio, la carta de aviso fue emitida el día 9 de junio , y a su vez esta nunca llego al domicilio
Mis preguntas son:
1.- Lo pueden despedir a pesar de que este con licencia medica , independiente que su contrato sea por obra ( LA OBRA AUN NO TERMINA)
2.- Le pagaran la licencia medica ? independiente sea el motivo de esta.
3.- que se hace si lo despiden por obra y sabemos que aun no ha terminado.
4.- que se hace si la causal dice necesidades de la empresa?
¿el esta obligado a firmar su finiquito a pesar de estar con su licencia medica ?
Muchas gracias espero que me puedan ayudar
Atte
SILVANA


MATERIA:
SUBSIDIO POR LICENCIA MÉDICA Y REQUISITOS. CONTRATO POR OBRA O FAENA Y CONTRATO INDEFINIDO. MODOS DE TÉRMINO

Estimada amiga.
Patronalmente, no puede usarse la causal del término “necesidades de la empresa” (artículo 161 del Código laboral), con un trabajador que hace uso de licencia médica, permaneciendo vigente su contrato de trabajo durante tal período.
El otorgamiento de una licencia por enfermedad interrumpe el plazo de preaviso de término de contrato por aplicación de las causales de “necesidades de la empresa, establecimiento o servicio y desahucio”, el cual, por tanto, continúa corriendo una vez cumplido el período que abarca la licencia o su prórroga.
Asimismo, procede considerar, para los efectos de enterar el año de antigüedad en la empresa que da derecho al pago de indemnización por años de servicios al invocarse como causal de terminación del contrato las necesidades de la empresa, establecimiento o servicio y desahucio, el período que abarque una o más licencias médicas otorgadas al trabajador durante el período de preaviso (dictamen 2412/139, de 2002).
En resumen, estando con licencia médica no debe aceptar despido por “necesidades de la empresa”.
Por el contrario, si en el contrato individual se pactó específica y determinadamente labores por obra o faena, y la obra o faena finaliza, la empresa podría terminar el vínculo invocando la causal establecida en el artículo 159, número 5, es decir, conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato.
La licencia médica autoriza la no concurrencia a laborar, total o parcialmente, pero no necesariamente el pago de subsidio, el cual es otro tema. El subsidio debe ser pagado por la respectiva entidad siempre y cuando el trabajador reúna requisitos de tiempo de afiliación y cotizaciones, exigencia que no opera tratándose de accidente.
En efecto, para tener derecho a los subsidios se requiere un mínimo de seis meses de afiliación y de tres meses de cotización dentro de los seis meses anteriores a la fecha inicial de la licencia médica correspondiente. Con todo, para acceder a los subsidios, los trabajadores dependientes contratados diariamente por turnos o jornadas deben contar, además del recién mencionado período mínimo de afiliación, con, a lo menos, un mes de cotizaciones dentro de los seis meses anteriores a la fecha inicial de la respectiva licencia.
Si la incapacidad laboral es causada por accidente, no se requieren tales períodos para acceder a subsidio (decreto con fuerza de ley 44, de 1978, de Ministerio del Trabajo y Previsión Social, artículos 4 y 6).

IMPROCEDENCIA DE TERMINACIÓN DE CONTRATO INDEFINIDO INVOCÁNDOSE CAUSAL DE ARTÍCULO 159, NÚMERO 5 (CONCLUSIÓN DEL TRABAJO O SERVICIO QUE DIO ORIGEN AL CONTRATO).
Ahora bien, a su compañero se le plantea un dilema práctico, relacionado con el pago de la indemnización por años de servicio, pago que, según el artículo 163 del Código laboral, procede por término de contrato indefinido que haya estado vigente un año o más, y se invoque para el despido las “necesidades de la empresa” (u otras causales del artículo 161), no obligándose a su pago si patronalmente se invoca “finalización del trabajo o servicio que dio origen al contrato” (artículo 159, número 5, del Código laboral), y efectivamente era un pacto por obra o faena.
Por ello, revise muy atentamente dicho contrato individual de trabajo, y si efectiva y específicamente es por “obra o faena”. Ocurre que, para finalizar una relación contractual laboral, la invocación de la “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato” (propia para terminar contratos por obra o faena), no procede tratándose de contratos de trabajo de naturaleza indefinida, en los cuales no se puede considerar la temporalidad (que es propia de una obra o faena), como elemento para fundamentar su finalización.
Y así han debido reconocerlo fallos judiciales.
En efecto, judicialmente se entiende que la causal “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato”, es de aquellas calificadas como “objetiva” y, como tal, debe establecerse expresamente en el contrato (por obra o faena), para que sea plenamente conocida por las partes que lo suscriben. Además, esta causal presenta como elemento esencial la transitoriedad del trabajo, y la especificidad y determinación de las laborales que deben desarrollarse.
La terminación de los contratos de trabajo debe fundamentarse en las causales expresamente establecidas en la ley, las cuales constituyen situaciones excepcionales que deben acreditarse en forma fehaciente. Al momento de pactar un contrato de trabajo, el empleador genera ciertas contingencias de las cuales debe hacerse responsable, es decir, debe asumir el denominado “riesgo de la empresa” (“ajenidad”), que fundamenta que el pago de las indemnizaciones sea de su cargo si ocurren dichas eventualidades (Corte Suprema, 14 de julio de 2009, Ingreso 2886-2009).
Fallo que debe ser aprovechado en lo que aquí atañe, es decir, cuando la patronal despida invocando tal causal del artículo 159 (y así evitando el pago de indemnización por años servidos), siendo que la naturaleza del específico contrato lo constituye como indefinido, lo cual obliga al pago de dichas indemnizaciones.
En todo caso, según lo que usted indica, hay carta de preaviso que invoca “necesidades de la empresa”.
Por último, no nos equivoquemos con la frase “las causales expresamente establecidas en la ley, las cuales constituyen situaciones excepcionales que deben acreditarse en forma fehaciente”. En los hechos no es aplicada; recordemos que operándose despido por “necesidades de la empresa”, el vínculo termina de inmediato, no teniendo exigencia los patrones de acreditar tales necesidades de forma “fehaciente”. Significaría un juicio laboral posterior, cuyo lapso los trabajadores no pueden resistir, ya que implica no firmar finiquito. Sólo ocurrirá cuando no se les ofrezca nada.
Procure respaldo sindical.
Saludos cordiales.
4 de julio de 2010.

Comparte este artículo: | Más