Consulta: "Ley 20.248. Subvención escolar preferencial (SEP)"

PREGUNTA:
Embarazada
Soy asistente de educación básica y Trabajo en un establecimiento municipal por la ley SEP Tengo 2 semanas de embarazo y me pagan a través de boletas de honorarios, quiero saber ¿ tengo derecho a todos los beneficios que se proporcionan cuando una esta embarazada? ¿O ellos me pueden despedir si así lo quieren?


MATERIA:
- LEY 20.248 (LEY “SEP”, SUBVENCIÓN ESCOLAR PREFERENCIAL).
- FORMA DE CONTRATACIÓN PROCEDENTE (CONTRATO DE TRABAJO DEPENDIENTE, O A HONORARIOS), SE DETERMINA POR CONDICIONES DE EJECUCIÓN DE LABORES.
- CONTENIDO DEL VÍNCULO DE SUBORDINACIÓN Y DEPENDENCIA.

Trabajadora asistente educacional y futura mamá:

En primer lugar, no está de más recordar que la legislación laboral chilena, después de arduas luchas sociales, reconoció medidas de tutela para la maternidad. Hoy, el artículo 194, en sus tres primeros incisos, establece:
“Art. 194. La protección a la maternidad se regirá por las disposiciones del presente título y quedan sujetos a ellas los servicios de la administración pública, los servicios semifiscales, de administración autónoma, de las municipalidades y todos los servicios y establecimientos, cooperativas o empresas industriales, extractivas, agrícolas o comerciales, sean de propiedad fiscal, semifiscal, de administración autónoma o independiente, municipal o particular o perteneciente a una corporación de derecho público o privado.

Las disposiciones anteriores comprenden las sucursales o dependencias de los establecimientos, empresas o servicios indicados.

Estas disposiciones beneficiarán a todas las trabajadoras que dependan de cualquier empleador, comprendidas aquellas que trabajan en su domicilio y, en general, a todas las mujeres que estén acogidas a algún sistema previsional”.

En segundo lugar, según lo ha comprobado la propia Dirección del Trabajo (en reciente dictamen 4127/069, de 2010), no existe regulación sobre el específico régimen de contratación a que debe someterse el personal que se incorpora a un establecimiento educacional a prestar servicios usando los recursos de la Subvención Escolar Preferencial (conocida como ley SEP, número 20.248).

Por ello, la forma de contratación debida se determinará por las condiciones en que ejecute las labores el personal, es decir, si se dan los supuestos de una relación de tipo jurídico laboral, al tenor del artículo 7º del Código del Trabajo: prestación de servicios bajo subordinación o (el Código laboral expresa la conjunción copulativa “y”, y no la disyuntiva “o”, como, en cambio, repite la Dirección del Trabajo), dependencia y remuneración. Si esto ocurre, estaremos frente a un contrato de trabajo regulado por el Código señalado, con sus obligaciones y derechos, entre ellos la protección maternal.

Para determinar la existencia de los elementos de subordinación y dependencia, los pronunciamientos de la Dirección del Trabajo han sostenido que se manifiestan a través de diversas circunstancias concretas, tales como, continuidad de los servicios prestados, obligación de asistencia al trabajo, cumplimiento de un horario de trabajo, obligación de ceñirse a las órdenes e instrucciones dadas por el empleador, supervigilancia en el desempeño de las funciones, subordinación a controles de diversa índole, necesidad de rendir cuenta del trabajo realizado, etc.

Estas manifestaciones concretas del vínculo de subordinación y dependencia, deben comprobarse en cada caso en particular, no siendo necesario que las mismas concurran conjuntamente.

De no darse tal requisito, el vínculo contractual podrá corresponder a un contrato de honorarios, en la medida que estemos frente a un servicio especifico, profesional, técnico o especializado o de alta dirección, que no se sujeta a la esfera disciplinaria del empleador, en términos tales que el prestador del servicio no se incorpora a una organización empresarial sino que sólo coopera con ella.

Y esto es importante, ya que, en su caso concreto, futura mamá, parece que, en la práctica, se incorporó a esa entidad, y no solamente “coopera” con ella.

En resumen, el personal que desempeña funciones vinculadas al Plan de Mejoramiento, financiado con cargo a los recursos de la Subvención Educacional Preferencial, se encontrará afecto a un contrato de trabajo o, por el contrario, a honorarios, según concurran o no los requisitos ya indicados.

Por ello, usted deberá verificar cuál es su realidad; si estamos ante un contrato de trabajo, corresponden todas sus obligaciones y derechos, entre ellos la protección maternal, con descansos obligatorios, subsidios en dinero y fueros laborales (pre y post parto).

Procure respaldo sindical.

Saludos para usted y su criatura,
Colectivo LER

20 de diciembre de 2010.


Esta sección es posible por la colaboración de Alfonso Hernández Molina. Asesor Sindical y autor del libro Nuestros Derechos Laborales.

Comparte este artículo: | Más