Consulta: "Contratos individuales simultáneos"

PREGUNTA:
Finiquito

Un trabajador que ya tiene contrato vigente, y este lo envia a una obra a realiza trabajos determinados, en la obra le dicen que tienen que hacerle un contrato por el tiempo que se demore su trabajo, puede tener otro contrato con otro empleador y sin perder su antiguedad ?




RESPUESTA:
MATERIA:
-CONTRATOS INDIVIDUALES SIMULTÁNEOS.
-ALGUNOS EFECTOS DE CONTRATO POR OBRA O FAENA.
-IMPROCEDENCIA TÉRMINO CONTRATO INDEFINIDO POR CAUSAL “CONCLUSIÓN DE
TRABAJO O SERVICIO PACTADO”.
-CONTRATO DE TRABAJO CON JORNADA A TIEMPO PARCIAL.

Amigo esforzado:

Una persona puede pactar dos contratos de trabajo con empleadores distintos, siempre que sean compatibles; por ejemplo, uno a ejecutarse en las mañanas, de 23 horas semanales, y otro para ser desarrollado en las tardes, de 22 horas a la semana. Implicarían contratos de trabajo con jornada a tiempo parcial.

Ahora bien, si el primer contrato es de duración indefinida y el otro contrato es por obra o faena determinada, debe estar muy alerta, y no desatender ni permitir subterfugios dirigidos a la transformación, de hecho, del primer contrato; más aun considerando que fue el primer empleador quien le envió al segundo empleo.

Como es evidente, por su propia índole el contrato por obra o faena determinada, no es indefinido, sino que inevitablemente terminará –naturalmente- mediante la conclusión del trabajo o servicio (obra o faena), que dio origen a ese específico contrato.

Recuerde que, a diferencia del contrato indefinido, tratándose de contratos que tengan una duración de treinta días o menos, se entenderá incluida en la remuneración que se convenga con el trabajador todo lo que a éste debe pagarse por feriado y demás derechos que se devenguen (originen, generen) en proporción al tiempo servido. Esto no regirá respecto de aquellas prórrogas que, sumadas al período inicial del contrato, excedan de sesenta días (artículo 44, incisos 4º y 5º, del Código del trabajo).

Asimismo, tenga presente que el contrato indefinido (a diferencia del por obra o faena), no permite que se le de término mediante la invocación patronal de la causal “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato”. Pese a algunos pronunciamientos de la Dirección del Trabajo (órgano administrativo, intérprete y fiscalizador de la ley laboral), la Corte Suprema (órgano judicial, con un proceder excepcional y acertado), determinó que dicha causal de término, establecida en el artículo 159, número 5 del Código laboral, no es aplicable cuando estamos en presencia de contratos de trabajo indefinidos, en los cuales no se puede considerar la temporalidad como elemento para fundamentar su finalización (Corte Suprema, resolviendo un recurso de “unificación de jurisprudencia”, 14 de julio de 2009, número ingreso 2886-2009).

Por último, es necesario que usted esté informado de que, si pacta contrato laboral con jornada a tiempo parcial y ésta no supera los dos tercios de la jornada ordinaria (cuyo máximo es de 45 horas semanales), operan varias reglas especiales:

a.- Se permite el pacto de horas extraordinarias. Y la base de cálculo para su pago no puede ser inferior al ingreso mínimo mensual legal, calculado proporcionalmente a la cantidad de horas pactadas como jornada ordinaria.

b.- La jornada ordinaria diaria debe ser continua y no debe exceder de las 10 horas (pero puede ser inferior cada día), pudiendo interrumpirse, para colación, por un lapso no inferior a media hora ni superior a una hora.

c.- El límite máximo de gratificación legal, señalado en el artículo 50 del Código del trabajo (es decir, 4,75 ingresos mínimos mensuales), puede reducirse proporcionalmente, conforme a la relación que exista entre el número de horas convenidas en el contrato a tiempo parcial y el de la jornada ordinaria de trabajo.

d.- Patrón y trabajador pueden “pactar” alternativas de distribución de jornada. En este caso, el patrón, con una antelación mínima de una semana, posee el derecho de determinar entre una de las alternativas pactadas, la que regirá en la semana o período siguiente. Nótese que aquí la expresión “pactar” mueve a engaño, ya que el patrón de todos modos puede seleccionar cuál operará.

e.- Para los efectos del cálculo de la indemnización que pudiere corresponder al trabajador al terminar sus servicios, se entenderá por “última remuneración” el promedio de las remuneraciones percibidas por aquél durante la vigencia de su contrato o de los últimos once años del mismo.

Para este fin, cada una de las remuneraciones que abarque el período de cálculo debe reajustarse por la variación experimentada por el IPC., entre el mes anterior al pago de la remuneración respectiva y el mes anterior al término del contrato.

Sin embargo, si la indemnización que le correspondiere por aplicación del artículo 163 del Código del trabajo (indemnización por años de servicio) fuere superior, deberá aplicarse esta última (artículos 40 bis a 40 bis D, del Código laboral).

Procure respaldo sindical.

Saludos cordiales.
Colectivo LER

31 de enero de 2011.


Esta sección es posible por la colaboración de Alfonso Hernández Molina. Asesor Sindical y autor del libro Nuestros Derechos Laborales.

Comparte este artículo: | Más