Consulta: "Base de cálculo indemnización legal por años de servicio"

PREGUNTA:
Finiquito:
Junto con saludarles tengo la siguiente duda:
Trabajaba por contrato por obra desde el 01/02/2007 hasta el 31/12/2010, nos finiquitaron haciendo alusión al art. 161 (necesidad de la empresa), mi sueldo constaba de:

1.- Sueldo Base
2.- Asignación de título(fija mensual e imponible)
3.- Bono Colación (fijo mensual no imponible)
4.- Asignación de Zona (fijo mensual no imponible)

Todos ellos conformaban el total de "Haberes", además de en los últimos 90 días antes del despido se me
pagaron unos Bonos tratos (variable imponible).
Ahora bien al momento del finiquito la empresa no quiere considerar para el calculo de los años de servicio el "bono de colación" ni la "Asignación de Zona", está última aduciendo el Decreto Ley N. 346 de 1974 y N.2759 de 1979.

¿Es legal esto? o estaría en mi derecho el de ¿exigir en el cálculo tanto el bono de colación como la asignación de zona?

Desde ya muchas Gracias

Rodrigo




RESPUESTA:
MATERIA:
- BASE DE CÁLCULO INDEMNIZACIÓN LEGAL POR AÑOS DE SERVICIO.
- COLACIÓN Y MOVILIZACIÓN.

Estimado Rodrigo:

El cálculo de la indemnización por años de servicio se efectúa tomando como base la última remuneración
mensual, la cual, para estos efectos, comprenderá toda cantidad que estuviere percibiendo el trabajador por la prestación de sus servicios al momento de terminar el contrato, incluidas las imposiciones y cotizaciones de previsión o seguridad social de cargo del trabajador y las regalías o especies avaluadas en dinero, con exclusión de la asignación familiar legal, pagos por sobretiempo y beneficios o asignaciones que se otorguen en forma esporádica o por una sola vez al año, tales como gratificaciones y aguinaldos de navidad.

Si se tratare de remuneraciones variables, la indemnización se calculará sobre la base del promedio percibido por el trabajador en los últimos tres meses calendario (artículo 172 del Código del trabajo).
Ahora bien, en lo que atañe a los bonos o asignaciones de colación y de movilización, aunque no sean imponibles, deberían incluirse toda vez que han sido pagados mensualmente. Aunque haya interpretaciones judiciales que hoy no les consideren como remuneración para estos efectos, perfectamente pueden ser calificados de “regalías”, y, por ello incluidos, por esta vía, dentro del concepto de última remuneración mensual.

Ahora bien, la Corte Suprema, con fecha 21 abril de 2010, número de ingreso 9603-2009, fallando un recurso
de “unificación de jurisprudencia” (fíjese en las denominaciones que gobiernos y legisladores insertan en la ley laboral procesal, rimbombantes e inentendibles para la mayoría de los propios regulados por tal normativa), determinó, para un caso concreto, que tales asignaciones se deben excluir dado que no tienen el carácter de remuneración.

Expresa que de no interpretarse así, “se incurriría en una incoherencia respecto de un mismo instituto, ya
que los pagos de que se trata no constituirían remuneración durante la vigencia del contrato de trabajo, pero sí tendrían ese carácter al momento de la terminación del vínculo laboral”.

Sostiene, además, que lo anterior “tiene su fundamento en la propia naturaleza de los ítems indicados, pues no son más que reembolsos, es decir, una contraprestación cuyo fin es compensar al trabajador los gastos de movilización y alimentación en que incurra durante su desempeño”.

Digamos que hubo voto disidente (minoritario) a tal resolución, de dos ministras, quienes, reproduciendo
argumentaciones expresadas en casos anteriores por otros miembros de dicha Corte, señalan: “el
concepto “última remuneración mensual? que utiliza el legislador en el artículo 172 del Código del Trabajo,
reviste un contenido y naturaleza especial, eminentemente fáctico o pragmático, ya que alude a toda cantidad que estuviere percibiendo el trabajador siendo, por tanto, la regla general, la consideración de toda suma de dinero que al momento del término de la relación laboral cumpla ese mandato, excepcionándose, solamente, las exclusiones de carácter taxativo que la misma norma establece y entre las que se cuenta una de orden genérico referida a los beneficios que revisten el carácter de esporádicos o anuales. De este modo, teniendo las
asignaciones reclamadas la naturaleza de permanente, es decir, constituyendo beneficios que revisten el carácter de fijeza que la ley requiere, toda vez que su pago se efectuaba en forma mensual, ellas deben ser incluidas al momento de determinar la base de cálculo de las indemnizaciones que corresponde pagar al empleador…”.

Atendiendo al régimen procesal chileno, y al alcance de los fallos judiciales, la sentencia mencionada sólo
vincula u obliga para el caso concreto debatido en ese proceso. Y no somete a un órgano administrativo como lo es la Dirección del Trabajo.

Así, le sugerimos invocar el dictamen 3011/055, de 17 de julio de 2008, de dicha Dirección que, resolviendo
sobre la base de cálculo de la indemnización legal por años de servicio, determinó mantener vigente su doctrina, en orden a que, para los efectos de calcular la indemnización legal por años de servicio y la sustitutiva del aviso previo, procede incluir las asignaciones de movilización y colación percibidas en forma mensual.

Tal enfoque oficial se funda en que el artículo 172 del Código laboral establece una regla especial aplicable a la base de cálculo de las señaladas indemnizaciones, conforme a la cual debe considerarse para tal efecto toda cantidad mensual que estuviere percibiendo el trabajador al momento del término de la respectiva relación laboral; igualmente, las regalías o especies avaluadas en dinero percibidos con igual periodicidad, con la sola exclusión de los beneficios o asignaciones que expresamente señala, vale decir, la asignación familiar legal, el sobretiempo (horas extras), y aquellos que se perciban en forma esporádica o por una sola vez al año.

Conclusión semejante consigna en el dictamen 2745/042, de 9 de julio de 2009.

Entendemos que el concepto de remuneración del artículo 172, para efectos indemnizatorios, tiene un sentido amplio, de modo que debe incluirse todas aquellas prestaciones que tiene un carácter constante y periódico, condiciones que sí cumplen las asignaciones de movilización y colación.

En resumen, le sugerimos invocar los dos dictámenes citados, obligatorios para los funcionarios de la Inspección del Trabajo, los cuales dejamos a su disposición como documentos adjuntos al final de este artículo (en formato PDF para su descarga).

En lo que atañe a la “asignación de zona”, sólo un análisis del texto contractual individual, y del eventual contrato colectivo, podrá determinar si, para este caso concreto, debe o no considerarse, procedimiento que, para tener fuerza obligatoria en su resolución, debe ser realizado por la Dirección del Trabajo. En todo caso, atendiendo a los
razonamientos ya reseñados, entendemos que debe ser incluida.

Verifique que no le deban días por compensación de feriado.

Procure respaldo sindical.

Saludos cordiales,
Colectivo LER

28 de enero de 2011.


Esta sección es posible por la colaboración de Alfonso Hernández Molina. Asesor Sindical y autor del libro Nuestros Derechos Laborales.

Archivo adjuntoTamaño
DICTAMEN_3011_055.pdf111.65 KB
DICTAMEN_2745_042.pdf166.64 KB
Comparte este artículo: | Más