Consulta: "Contrato indefinido y por obra o faena transitoria, desafuero"

Finiquito durante licencia médica:

Mi padre es guardia de seguridad, 62 años, en marzo de 2010, sufrió un ave cerebrovascular, debió ser operado de una estenosis, estuvo en rehabilitación, y actualmente se controla con neurólogo en aps, y presentó los documentos necesarios para jubilación por invalidez, ordenados por su medico. Actualmente la comisión de AFP, y COMPIN lo han citado para evaluaciones y exámenes necesarios para su caso.

Sigue con licencia médica, pues las secuelas le imposibilitan muchas cosas, por ej; andar solo, ya que se desorienta y pierde de la memoria, su dirección, la que a veces logra recuperar, entre otras cosas. al presentar su licencia medica con su empleador, se le comunico que seria finiquitado porque se terminaba la obra en que estaba haciendo guardia, lo que no significa que la empresa de seguridad termine o que el contrato haya sido por el tiempo que dura la obra, sino que es indefinido.

Necesito saber, ¿si estando una persona con licencia médica se puede finiquitar? y, si es así, ¿cuáles son sus derechos?

Atte.,
Cecilia A.



RESPUESTA.
MATERIA:

- CONTRATO DE DURACIÓN INDEFINIDA.
- CONTRATO POR OBRA O FAENA TRANSITORIA.
- TÉRMINO INVOCANDO CONCLUSIÓN DEL TRABAJO O SERVICIO QUE DIO ORIGEN AL CONTRATO.
- CAUSALES Y MÉTODO DE DESAFUERO.

Estimada Cecilia:

En principio, estando licenciado médicamente, su padre posee fuero laboral, que implica el no poder ser despedido por la causal “necesidades de la empresa”. Por ello, divisamos que el empleador procurará utilizar otra causal legal para marginarle, específicamente la establecida en el número 5 del artículo 159 del Código del trabajo (“conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato”).

Ahora bien, el artículo 174 del Código citado establece que, en caso de existir fuero laboral, el empleador no podrá poner término al contrato sino con autorización previa del juez competente, quien podrá conceder tal autorización en los casos señalados en los números 4 y 5 del artículo 159 y en las del artículo 160 del mismo Código legal.

Precisamente, según ya vimos, el número 5 del artículo 159 establece el término del contrato por “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato”.

Le invitamos a revisar muy bien el texto del contrato individual, y si en él se expresa o no la ejecución de labores de seguridad para custodiar obras, faenas o construcciones específicas, inevitablemente condicionadas a una finalización.

Lo anterior, ya que la contratación por obra o faena transitoria (tipo de contratación temporal, que la empleadora invocaría como vigente, y que termina mediante la causal legal “conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato”), sólo procede si se reúnen los siguientes requisitos:

a.- Que se trate de trabajadores que ocasionalmente se desempeñan para un empleador, y
b.- Que la obra o servicio tenga una duración limitada en el tiempo, en términos que no sea posible su repetición en razón de una misma relación contractual.

Es decir, en estas contrataciones, ambas partes han convenido su duración; únicamente no tienen certeza del día en que dicha obra o faena va a concluir.

Según lo que usted nos indica, estos requisitos no estarían presentes en la contratación de su padre, por lo cual su contrato sería de tipo indefinido. Y, con licencia médica, su fuero no correría peligro, ya que no concurrirían los elementos (causas legales), para que el empleador operase el método judicial de desafuero, fijado en el ya visto artículo 174.

Por otra parte, recordemos que la invalidez, total o parcial, “no es justa causa para el término del contrato de trabajo. El trabajador que fuere separado de sus funciones por tal motivo, tendrá derecho a la indemnización establecida en los incisos primero o segundo del artículo 163, según correspondiere, con el incremento señalado en la letra b) del artículo 168” (artículo 161 bis, del Código del trabajo).

Verifique atentamente el contenido de todo papel que le requieran firmar.

Procure respaldo sindical.
Saludos y ánimo,
Colectivo LER

24 de enero de 2011.


Esta sección es posible por la colaboración de Alfonso Hernández Molina. Asesor Sindical y autor del libro Nuestros Derechos Laborales.

Comparte este artículo: | Más