Consulta: "Cotizaciones previsionales obligatorias, jornada laboral efectiva y derechos irrenunciables"

PREGUNTA:
Hola,
una consulta, si trabajo 45 horas a la semana de lunes a viernes, y tengo un sueldo base de $180.000.- pesos, pero me descuentan las imposiciones, quedando mi liquidación en $144.000.-, y además la mayoria de las veces salimos despúes de la hora, quiero saber si eso es lo correcto o no?


RESPUESTA:

MATERIA:
- COTIZACIONES PREVISIONALES OBLIGATORIAS.
- COTIZACIÓN POR SEGURO DE CESANTÍA.
- JORNADA LABORAL EFECTIVA QUE EXCEDE LO PACTADO.
- ¿DERECHOS LABORALES IRRENUNCIABLES?

Amigo descontado que labora más de lo pactado:

Usted nos señala que su sueldo base (no su remuneración total), es de 180.000 pesos.

Tal vez exista error en su planteo, ya que es difícil no añadir la gratificación legal obligatoria (a menos que esta empresa se ajustase al método de calculo y pago anual, situación no común).

Si su sueldo base es de 180.000 pesos, y no recibe ninguna otra contraprestación o beneficio imponible, entonces corresponde que a ese monto se le deduzcan, al menos, los siguientes rubros:

a) 10% de sus remuneraciones y rentas imponibles, destinado a su denominada cuenta de capitalización individual en una Administradora de Fondos de Pensiones (artículo 17 del decreto ley 3.500).

b) 7% dirigido a FONASA, o a la Isapre que a usted le vincule.

c) 0,6%, destinado a la denominada cuenta individual por cesantía, tratándose de trabajadores con contrato de duración indefinida. En este tema, tenga presente que su empleador aparece cotizando tanto un 1,6% de la misma remuneración, dirigido a la mencionada cuenta individual por cesantía, más un 0,8% destinado al llamado Fondo Solidario.

No está de más recordar que sólo en apariencia la cuenta del trabajador con contrato indefinido se nutre con aportes de ambas partes. Ya que, al terminar la relación laboral, la parte patronal tiene derecho (entregado por la propia ley 19.728, de 2001), de restar o deducir, de la indemnización por años servidos, su citado aporte mensual del 1,6% dirigido a la mencionada cuenta individual, por lo cual este trabajador en realidad ha nutrido con su propio aporte la totalidad de su cuenta, tanto el 0,6% evidente y directo, como el 1,6% que aparecía aportando el empleador. En verdad, el 2,2% mensual destinado a su cuenta, lo aporta, íntegramente, el trabajador, es decir, usted mismo.

d) Una cotización especial, destinada a solventar el denominado Seguro de invalidez y sobrevivencia, que varía según cada AFP. Respecto de esta última cotización obligatoria, sólo puede evitarse su descuento si su empleadora declara cotizaciones previsionales por 100 o más dependientes, caso en el cual el pago de tal seguro especial le corresponde a la empresa y no a usted.

Ahora bien, desde julio de este año 2011, también estos empleadores (de menos de 100 trabajadores declarados), deberán asumir ese costo, cesando su descuento al trabajador. En cambio, deberán seguir cargando con este descuento obligatorio los trabajadores jóvenes que perciban subsidio previsional, mientras se encuentren percibiendo dicho subsidio (ley 20.255, artículo 91, número 9, y artículo transitorio cuadragésimo séptimo).

Decimos, al menos, ya que puede haber otros descuentos, generados por préstamos de la propia empresa, de Cajas de Compensación, cuotas sindicales, cotizaciones previsionales voluntarias, pensiones alimenticias, etc.

Haga su cálculo y verifique la legalidad de los descuentos practicados.

Por otra parte, en lo que atañe a terminar la jornada diaria con posterioridad del horario pactado, implica un ilícito que, además, obliga a calcularle en dinero como ejecución de jornada extraordinaria.

Recuerde que los derechos establecidos por las leyes laborales son irrenunciables, pero, …sólo mientras subsista el contrato de trabajo (artículo 5, inciso 2º del Código del Trabajo).

Este último condicionamiento fue insertado por medidas legiferantes de fines de los años 70, alteración substancial, hasta hoy sin voluntad de ser corregida. De allí, una vez despedido el trabajador, el patrón puede hacerle renunciar a derechos con contenido económico, con amenaza de dilatar o reducir el pago de otras contraprestaciones e indemnizaciones debidas.

Procure respaldo sindical.

Saludos cordiales.
Colectivo LER

6 de enero de 2011.


Esta sección es posible por la colaboración de Alfonso Hernández Molina. Asesor Sindical y autor del libro Nuestros Derechos Laborales.

Comparte este artículo: | Más