Libros Recomendados: La masacre en la Federación Obrera de Magallanes. ( Carlos Vega D.)

masacre01.jpg

La Masacre en la Federación Obrera de Magallanes.
Carlos Vega Delgado. Editorial ATELI -2002 -Punta Arenas- Chile.

Texto contraportada:
A fines del siglo XIX no existía el Canal de Panamá y el estrecho de Magallanes era el nexo interoceánico. Y no sólo llegaban naves. También surcaban los mares las ideas de vanguardia que convulsionaban el viejo continente y que harían del confín americano el lugar donde se produciría en pocos años, una lucha violenta entre el capital y el trabajo.
"El más importante proceso de lucha social de América Latina", como lo calificó el historiador Marcelo Segall, se daría en esa tierra de frío y vientos, con una clase obrera sorprendente por su organización y educación, que no sólo fue capaz de instaurar una pequeña " comuna" en Puerto Natales, sino que, incluso, logró tocar, por un segundo, el cielo con las manos.
En este libro se vive y se palpita una época donde la lucha por el poder, el verdadero poder, era el propulsor de la relación entre quienes poseían los medios de producción y aquellos que aportaban con sus brazos el valor del trabajo.

Y con violencia se escribió la historia.....
******
EXTRACTO:

RECABARREN EN MAGALLANES

El 1° de mayo de 1916, la fiesta del trabajo fue organizada por la Federación Obrera y la Agrupación Socialista. Se visitó la Cárcel, el Hospital, la Escuela Nocturna Popular y la Cruz Roja. En la tarde se hizo un comicio en la Plaza de Armas, donde fueron oradores José 2° Castro, Concha, García, Fariña (a nombre del Partido Socialista de Punta Arenas), Cifuentes (quien protestó porque el comercio no cerró sus puertas en un "día tan trascendental" y el socialista argentino José A. Mouchet. Tras él habló Peutat, quien leyó las conclusiones que se enviarían al Presidente de la República y que, en síntesis, eran:

Io.- Legislación obrera sobre salarios;
2.- Ley sobre accidentes del trabajo.
3.- Ley que declare legal las 8 horas de trabajo, reglamentación de las horas de trabajo para las mujeres y los niños y fijación del mínimum del salario y el máximun de horas de trabajo para los adultos;
4.- Separación de la Iglesia del Estado; y
5.- Representación parlamentaria."

El 2 de mayo, llegaba a bordo del Magallanes, el dirigente y conferencista obrero Luis Emilio Recabarren, quién, al día siguiente, ante numeroso público, dictó su primera conferencia en el salón de la Sociedad Cosmopolita, la que versó sobre "La organización obrera".

Al hablarse de organización obrera -comenzó diciendo- en todos los países esta espresión ha sido recibida con un soberano desprecio; en Chile ha sucedido también lo que en otras partes.
Dice el conferencista que tal vez en el tema que le toca desarrollar tendrá muy poco de nuevo que agregar, pues existiendo aquí dos órganos de publicidad obrera, dicho tema ha debido ser tratado en diferentes ocasiones y de diferente manera.
Comienza el desarrollo de su conferencia preguntando: ¿Para qué se organizan los trabajadores? ¿Qué quieren?
Siempre se ha creído que ello es la acción de tres o cuatro holgazanes que quieren vivir ociosos aprovechándose de las cuotas de los federados. Los que tal han dicho, muchas veces han conseguido que se les oiga, sembrando la desconfianza en el seno de las instituciones: eso no ha sucedido en Magallanes}6

Otras ideas de la conferencia abarcaron la importancia de los obreros en los progresos de la humanidad; que cuando el obrero se encuentre en buenas condiciones de vida material podrá consagrarse a su perfeccionamiento moral e intelectual; que la clase capitalista dice siempre que paga bien a sus operarios, cuando en realidad lo que paga a los obreros no es otra cosa que el equivalente al combustible y al lubricado que necesitan las máquinas o motores; analizó el origen del capital como consecuencia del trabajo; destacó que la organización obrera persigue como fin muy primordial la educación de las masas populares como el medio más propicio de preparación para la concepción de la sociedad socialista del porvenir.

El 9 de mayo, el tema fue "El socialismo y la guerra", concluyendo que la guerra que desgarraba a Europa sólo había sido la obra del factor económico.

Declarada la guerra, obra de la burguesía capitalista, ha lanzado a la defensa de sus intereses, a la conquista de sus egoístas ambiciones, a los obreros, a los proletarios, pues que son los obreros y los proletarios los que forman la inmensa mayoría, la totalidad casi absoluta de los ejércitos beligerantes*7
El 11 de mayo, Recabarren y Mouchet hablarían sobre "la prensa obrera y socialista". Mouchet destacó la importancia de la imprenta como el medio más eficaz para difundir la propaganda, a través de la prensa y los libros de carácter socialista, incentivando a los trabajadores magallánicos a trabajar para que las publicaciones semanales existentes se transformaran en diarias.
Recabarren se refirió a la poca ilustración de los periodistas obreros, puntualizando:

La misión de la prensa obrera tiene por objeto esencial orientar la marcha del proletariado y para que esta orientación sea eficaz y produzca los frutos deseados, es necesario impulsar el progreso de la prensa obrera y obligar a leer a todos los obreros, obligarlos a nutrir su inteligencia, a que alimenten el espíritu a la par que el cuerpo. Y también es necesario educar a la mujer, educar a la madre para que ella eduque a sus hijos; de una madre esclava, sin nociones de libertad, no pueden nacer hijos capaces de libertarse. ss

La noche del 13 de mayo, la temática fue "La lucha de clases y el proletariado organizado". Comenzó Recabarren expresando:

La lucha de clases es tan antigua como la humanidad y en cada época de la historia ha tenido caracteres diversos, caracteres que se han ido modificando con el transcurso del tiempo [...] En Chile, con muy honrosas excepciones, Magallanes una de ellas, los obreros ganan un salario miserable. Nada ha podido evitar que los obreros del campo se vayan a la ciudad. En la ciudad se ha visto obligado a pedir aumento de salario [...] Mientras haya obreros descontentos con su condición social habrá lucha de clases, si no activa, por lo menos en estado latente y esta lucha durará mientras exista la diferencia de clases [...] La lucha de los obreros no es una amenaza para nadie, los obreros sólo luchan por su liberación, por la reivindicación de sus derechos.89

El 17 de mayo, El Magallanes publica una información relativa a la conferencia dictada por Recabarren sobre "la vida humana a través de las religiones, del clericalismo y el socialismo", donde se refiere a la indisolubilidad del matrimonio impuesta por la Iglesia, aun cuando existan graves problemas en la pareja, diciendo que "los socialistas creen que es forzoso concluir con esta escuela de inmoralidad y el único medio de concluir con ella es establecer el divorcio absoluto".

Hablando, el 16 de mayo, sobre el cooperativismo, "demostró las ventajas que el cooperativismo reportará no sólo a la clase proletaria sino a toda la humanidad, porque transformará todo y totalmente el régimen industrial basado en la esplotación del trabajo y el régimen político que ampara ese sistema económico; provocando así el advenimiento de un régimen colectivo de perfecta armonía social donde no exista ni la esplotación, del crimen, ni la esclavitud". 90

El 27 de mayo, Recabarren se refiriría al "matrimonio indisoluble y sus consecuencias", expresando que:

Los socialistas sostienen que el matrimonio forzosamente indisoluble produce desastres a la especie humana, porque constituye una escuela, siendo los obreros los que soportan la peor parte en sus funestas consecuencias [...] ¿Para qué se organiza el matrimonio? Hoy por hoy, por sport, por necesidades mezquinas, por intereses económicos.9'

Seguiría la conferencia "El derecho de huelga y la libertad de trabajo", donde en parte de su intervención manifestó:
Cuando la clase obrera busca los medios para vivir mejor, resulta que se encuentra obstaculizada por la acción egoísta de la clase capitalista, que a su juicio limita las míseras rentas de los obreros, a un máximun que constantemente resulta insuficiente. En
estas condiciones la clase obrera que sienta transformarse sus necesidades en ideales, no tiene otro recurso que recurrir a la huelga para poder alcanzar de a poco siquiera lo que anhela. 92

El día de celebración del 5o aniversario de la FOM, Recabarren habló sobre "Como será el porvenir según la organización obrera", entregando conceptos tales como:

La inteligencia y el amor serán las fuerzas que pronto salvarán todos los obstáculos que hoy parecen grandes para producir el bienestar humano. Cuando domine la inteligencia y el amor, no podrá haber servilismo ni servidumbre. Lo que no resuelva el amor lo resolverá la inteligencia [...] La fuerza que convertirá en realidades nuestras ilusiones de hoy, es nuestra organización obrera y socialista, que nada ni nadie puede detener, por la misma razón que nadie ni nada puede impedir que el día de mañana venga en pos del día de hoy [...] Eso será el porvenir: toda una vida ideal legislada por la organización de los trabajadores.93

El 15 de junio, refiriéndose a "El gremialismo, sus funciones en el pasado, en el presente y en el porvenir", destacó:

Hasta el presente, en poco más de 60 años de organización, la clase proletaria de las ciudades más importantes del mundo ha alcanzado un progreso ventajoso si bien es cierto a costa de luchas bastante dolorosos. Pero esas conquistas obtenidas hasta hoy son la base más firme para obtener superiores conquistas en el porvenir. De las primeras manifestaciones aisladas de organización gremial se pasó a relaciones mutuas entre grupos y grupos de una ciudad y de una nación a otra, hasta llegar a organizar la combinación más poderosa de obreros del mundo bajo el nombre de la "Internacional Obrera y Socialista", que contaba en 1914, antes de estallar la guerra, con más de diez millones de afiliados.9,1

Seguiría el 21 de junio la conferencia "El cooperativismo del pasado al porvenir", planteando que este tipo de organización "ha sido como una suprema necesidad para amortiguar los efectos del hambre, abaratando el costo de la vida y en el transcurso de su práctica va siendo el ideal y la forma de una sociedad más perfecta que la presente donde todos disfruten la satisfacción de vivir en paz perdurable". u

"La conquista del poder político por el proletariado" sería la siguiente conferencia, expresando:
Sólo la lucha política en el pasado, en la que el proletariado ha exigido la derogación de las leyes prohibitivas de la organización, han podido darle a la clase obrera las facilidades de que hoy dispone para organizarse y desarrollar un programa de mejoramiento [...] Consideramos que nada pueda detener el avance de las fuerzas organizadas de la clase proletaria, a realizar la abolición de la propiedad privada, por la misma razón con que fue abolido el régimen feudal y reemplazado por un régimen municipal; por la misma razón con que fue abolido el régimen inconstitucional y se le reemplazó con el sistema constitucional. Así pues el actual régimen capitalista será reemplazado por un régimen colectivista cuyo programa va realizando la clase proletaria en sus organizaciones gremiales, cooperativas y políticas.96

El 9 de julio habló a los obreros de las artes gráficas acerca de la "Misión del proletariado moderno", y el 11, sobre "Arte y Cultura".
"La mujer y la educación" fue el tema abordado el 8 de julio en el local de la Federación Obrera, destacando la triste situación de la mujer, "quien ha sido encaminada a servir a las religiones o a sus apóstoles, antes que a las ciencias necesarias a su función material [...] más ahora dos movimientos nuevos van señalando otros rumbos a la mujer, el feminismo y el socialismo".97

Para el 5o aniversario de la FOM, en los salones de la organización, se conmemoró la fecha con una conferencia de Recabarren sobre la organización obrera, y el 20 de julio hablaría de "La materia eterna jamás ha sido creada", diciendo que "el universo, como el tiempo y el espacio, no ha tenido el supuesto creador de los antiguos, lo que se resume en lo siguiente: la materia o universo existió siempre en el espacio infinito y en el tiempo eterno que la contiene".98

El sábado 29 de julio, el tema fue "Capital y trabajo", el jueves 3 de agosto, "La sociedad y el individuo", el sábado 5 de agosto "El militarismo y la paz armada", destacando que "el militarismo jamás puede ser un factor de cultura, de libertad, ni de moral, puesto que su acción práctica desarrollada no es culta, cuando destroza y mata, no produce libertad cuando oprime al vencido, no es moral, cuando invade con su hábito todo lo que esté a su alcance [...] ...el desarme absoluto es la única garantía de paz eterna, doblemente garantida cuando nos aseguran que las naciones están gobernadas por sus hombres más dignos y honrados, y las consecuencias de la paz son la felicidad"99

El domingo 18 de agosto, en la mañana, en una asamblea general de los obreros albañiles, se refirió a la "Organización gremial y sus beneficios que reporta al obrero"; finalmente, el 19 de agosto, en el local de la FOM , habló sobre "la clase obrera y las religiones".

El 24 de agosto de 1916, Recabarren viajaría, en el vapor Orita, en dirección a Buenos Aires, después de "permanecer una temporada más o menos larga, dando una serie no interrumpida de conferencias en los diversos centros obreros. El señor Recabarren dejará muy buenos recuerdos entre aquellos que supieron granjearse su amistad y entre los obreros en general, a quienes iban dirigidas sus enseñanzas que, debidamente aprovechadas, no podían menos que producir, a la larga, los más sabrosos frutos". '""

Mientras Recabarren 101 dictada conferencias a los trabajadores de Punta Arenas, el Club Magallanes, organismo que se transformaría en el centro del antiobrerismo, procedía el 4 de agosto a renovar su nuevo directorio, que quedó constituido de la siguiente manera:
Carlos Cervaró A., Jorge Matta, Roberto Ewing, Juan Secul y Manuel Iglesias. Faltando otras dos personas para integrar el directorio, se concretaron las votaciones resultando elegidos los señores Arturo Briones Luco y Nibaldo Sanhueza. De acuerdo a los estatutos se procedió a elegir las personas que deben formar la Junta Calificadora, resultando elegidos los señores Ignacio Anguita, Juan Blanchard, Temístocles Urrutia, Juan Hoeneisen y Mayer Braun. Según sabemos cuenta con la mayoría de las simpatías para el cargo de presidente don Jorge Matta". '"2
El Magallanes. 2 de mayo de 1916, p. 7.
" El Magallanes, 5 de mayo de 1916, p. 6. 17 El Magallanes, 10 de mayo de 1916, p. 8.
" El Magallanes, mayo 12, p. 7.
" El Magallanes, 15 de mayo de 1916, p. 7.
* El Magallanes. 18 de mayo de 1916. p. 7. M El Magallanes. 29 de mayo. pp. 8 y 9.
92 El Magallanes. 6 de junio de 1916, p. 3. 9'
93 El Magallanes. 12 de junio de 1916, p. 6.
94 El Magallanes, 19 de junio de 1916, p. 6.
95 El Magallanes, 23 de junio de 1916, p. 7.
96 El Magallanes, 26 de junio de 1916, p. 7.
97 El Magallanes, 10 de julio de 1916, p. 6.
98 El Magallanes, 22 de julio de 1916, p. 5.
99 El Magallanes, 7 de agosto de 1916, p. 7.
100 El Magallanes, 21 de agosto de 1916, p. 7.
101 "Hasta Punta Arenas nunca llegó el consejo de la FOCH. Sólo llegó con Recabarren. Aquí pudo más el anarcosindicalismo". Testimonio de Juan Aguilar Collao obtenido magnetofónicamente por Manuel Rodríguez Uribe, en 1985.
102 El Magallanes, 5 de agosto de 1916, p. 7.

**********************************************

Comparte este artículo: | Más